El PP registra una proposición para pedir al Ejecutivo que se "refuerce" frente a futuras pandemias y ataques

El Congreso debatirá 10 medidas sanitarias para una guerra biológica
Cuca Gamarra, secretaria general del PP.


06 may 2022. 13.50H
SE LEE EN 4 minutos
El pasado octubre, en el marco de su 67ª sesión anual, la Asamblea Parlamentaria de la OTAN aprobó un informe relativo a la ‘amenaza del bioterrorismo en la era post-covid’ en el que se advertía de la necesidad de que occidente se “preparara” ante posibles “incidentes biológicos”. El organismo no solo apelaba a la “degradación de los acuerdos internacionales de no proliferación de armas de destrucción masiva”, sino también por el desarrollo de sistemas capaces de “crear desde cero nuevos patógenos”. En este escenario, que se ha recrudecido tras la invasión rusa en Ucrania, el PP ha registrado en el Congreso una proposición no de ley con una batería de 12 medidas (10 de ellas sanitarias) para “reforzar” a España “ante futuras pandemias” y otro tipo de catástrofes de esta naturaleza.

A través de esta proposición, suscrita por su secretaria general, Cuca Gamarra, y a la que ha tenido acceso Redacción Médica, los populares pretenden instar al Gobierno a recordar las “lecciones aprendidas en la crisis del Covid-19” “para evitar que una futura emergencia biológica cause el mismo o mayor nivel disruptivo”. En este sentido, aboga por “reforzar las competencias y recursos” tanto del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (Ccaes) como de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (Aemps) “para la detección, preparación y respuesta” ante este tipo de amenazas.

Estas son las dos primeras medidas que reclaman al Ejecutivo los populares, que abogan también por reforzar las reservas estratégicas de equipamiento y contramedidas médicas (los productos aprobados por la FDA estadounidense para casos de emergencia) frente a virus como la viruela, el ántrax o el ébola; así como apoyar la constitución de las reservas de fármacos propuestas a nivel de la UE y la OTAN.

En esta línea, la propuesta recoge la necesidad de que el Gobierno “colabore con la industria” para generar cadenas de suministro “resilientes y expandibles”, de forma que existían vías para suministrar contramedidas médicas “para su almacenamiento” y “aumentar exponencialmente la capacidad de producción” de estos productos en tiempos de emergencia.

Sanidad militar en caso de emergencia biológica


La propuesta del PP incluye también diversas recomendaciones enfocadas a la sanidad militar, de forma que se defina “con mayor claridad el rol de las Fuerzas Armadas” en la operacionalización de las reservas médicas “para hacerlas disponibles en cualquier punto de la geografía española o internacional”. En esta línea, defienden organizar los ejercicios de despliegue rápido de contramedidas médicas desde las reservas estratégicas hasta los lugares afectados por un incidente biológico.

Asimismo, se aboga por “priorizar la administración” de fármacos y primeros auxilios al personal militar y sanitarios “sujetos a una alta exposición en un hipotético evento biológico”, así como establecer protocolos “unificados, interoperables y coordinados entre autoridades sanitarias, de Defensa y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado”.

Finalmente, el PP insta al Ejecutivo a aumentar la formación y preparación en Defensa Nuclear, Radiológica, Biológica y Química (NRBQ) de los militares de las Fuerzas Armadas, incluidos los desplegados en misiones internacionales.

Armas de destrucción masiva y “riesgo de ataque de Rusia”


Los populares no apelan en su propuesta únicamente a los dictámenes de la OTAN, sino también al estudio emitido en julio de 2021 por el Parlamento Europeo sobre la ‘Preparación y respuestas de la UE a amenazas NRBQ’. Un estudio en el que se indica que “la prevención y preparación” ante este tipo de incidentes “tiene costes muy inferiores a los de una respuesta tardía”, y se advierte de un “riesgo creciente de un ataque NRBQ” ante la “proliferación de armas de destrucción masiva desde Rusia y Siria y la emergencia de tecnologías disruptivas como la biología sintética”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.