El portavoz de sanidad de Junts en el Parlament, Jordi Fàbrega, asegura que la negociación está "estancada"

"El traspaso de la gestión MIR a Cataluña está en punto muerto"
El portavoz de sanidad de Junts per Catalunya en el Parlament, Jordi Fàbrega.


24 may 2022. 13.30H
SE LEE EN 15 minutos
Se cumple el primer año de mandato del Govern de la Generalitat de Cataluña presidido por Pere Aragonès y formado por ERC y Junts per Catalunya. El Departament de Salut, en manos de Junts y encabezado por el conseller Josep Maria Argimon, empezó su gestión con la transferencia de la Formación Sanitaria Especializada (FSE) como una de sus prioridades. Sin embargo, "el traspaso de la gestión MIR a Cataluña está en punto muerto", según afirma el portavoz de sanidad de Junts en el Parlament de Catalunya, Jordi Fàbrega, en una entrevista con Redacción Médica.

Fàbrega asegura que la negociación está "bastante estancada" y que parece que "no hay excesiva voluntad política por parte de Madrid para que se pueda producir". El portavoz, licenciado en Medicina y Cirugía por la Universitat de Lleida, considera que ha habido poca planificación en cuanto a médicos, "lo que provocará un colapso en breve". Además, defiende la colaboración públicoprivada para resolver las listas de espera y critica que el MIR "es una de las oposiciones más injustas que hay". Por último, también pone en valor las políticas sanitarias del Departament impulsadas durante el último año.

¿En qué situación se encuentra la negociación del traspaso de la gestión MIR a Cataluña?

No sé decirte exactamente cómo está la situación. Me consta que se está trabajando desde el Departament de Salut y desde el Departament de Recerca i Universitats, pero me parece que la cosa está bastante estancada y, sinceramente, nos iría muy bien.

¿Está en punto muerto?

Sí, podríamos decir que está en punto muerto. Podríamos decir que parece que no hay excesiva voluntad política por parte de Madrid para que esto se pueda producir.

¿Por qué reclama el Govern este traspaso?

Uno de los principales problemas que tenemos en Cataluña es un déficit de profesionales muy importante, sobre todo en determinadas especialidades. Nosotros no podemos decidir qué especialidades son las que se deben potenciar y, por tanto, debe haber mayor incremento de especialistas. Formamos pocos médicos y hay determinadas especialidades en las que no formamos suficientes especialistas lo que, con las jubilaciones que vendrán, nos provocará probablemente un colapso en breve. Es muy importante hacer una planificación de cuántos médicos se necesitan y ofrecer estas plazas en las universidades. Desgraciadamente en muchas especialidades no ha habido planificación y ahora estamos como estamos. Entendemos que desde aquí, si lo gestionamos desde la Generalitat, esta planificación sería más fácil de hacer.

¿Cree que funciona el programa de incentivos para nuevos residentes de Medicina Familiar?

Este programa acaba de empezar, lo tendremos que ver en los próximos años para ver cómo evoluciona. Es un incentivo con discriminación positiva hacia los territorios donde cuesta más encontrar estos profesionales y la cantidad económica es diferente según si es el Área Metropolitana de Barcelona, la resta de provincia de Barcelona o Girona, Lleida o Tarragona. Creemos que es una buena medida, pero el tiempo nos lo dirá si funciona o no.

¿Cuál es el grado de cumplimiento de los compromisos en política sanitaria tras un año de legislatura?

Cuando hablamos de política sanitaria y de todo lo que se ha hecho este año, no podemos perder de vista dos cosas. La primera, la infrafinanciación crónica que sufre la sanidad catalana desde hace mucho tiempo debido a que no podemos disponer de todos los recursos que generamos y, por tanto, nos faltan recursos para destinar a la sanidad.

Y, en segundo lugar, que aún estamos en pandemia. Desde el Departament se ha tenido que luchar contra las diferentes olas de la pandemia y se ha comenzado a trabajar en la potenciación y transformación del sistema sanitario. Un año es poco tiempo, pero hemos incrementado el presupuesto de Salut, el más alto de los últimos diez años, a pesar de no contar con los fondos covid. El covid no se ha acabado y necesitaríamos el fondo covid, no solo Cataluña, hay otras comunidades autónomas de España que también lo están reclamando y estos 1.100 millones de euros nos facilitarían mucho el trabajo. De todas formas, se está trabajando en la Agència d'Atenció Integrada Social i Sanitària, en el incremento de plazas de Enfermería, en el incentivo de Medicina de Familia, en la equiparación en el transporte sanitario y convenios. Se está trabajando bien y un año es poco aún para poder ver resultados.


"La nula planificación en muchas especialidades nos provocará probablemente un colapso en breve"



¿Cómo se explica que Argimon diga que la sanidad está infrafinanciada cuando es una competencia autonómica?

Porque es Cataluña quien está infrafinanciada. La sanidad está infrafinanciada porque Cataluña está infrafinanciada. Tenemos este año los mejores presupuestos de los últimos años de la Generalitat con 38.000 millones de euros, y los catalanes pagaremos en impuestos más de 55.000 millones de euros. Esta diferencia es la que hace que toda Cataluña esté infrafinanciada, no solo el Departament de Salut. En el Departament de Salut nos faltarían entre 2.000 y 3.000 millones de euros cada año para poder pues vencer esta infrafinanciación. El problema que sufrimos es que tenemos las competencias y generamos el dinero, pero este dinero se va a otros sitios.

¿Requiere el abordaje de las listas de espera de colaboración públicoprivada?

Sin colaboración públicoprivada es complicado que podamos resolver solo con la sanidad pública las listas de espera, que se han incrementado durante la pandemia. Hemos estado dos años en que solo se ha tratado una enfermedad y esto ha hecho que se incrementen las listas de espera, tanto de visitas, como de pruebas diagnósticas como de intervenciones quirúrgicas, sobre todo en aquellas patologías no tan graves. En el resto de patologías, si realmente queremos vencer y limpiar estas listas de espera, necesitamos utilizar todas las armas que el sistema dispone y la sanidad privada es una de estas armas.

¿Mantendría los consorcios sanitarios con entidades privadas?

Sí, por supuesto. Creo que el sistema sanitario catalán es un buen sistema, tenemos un muy buen modelo sanitario que se originó en los años 80 con unanimidad de todo el arco parlamentario. Ha sido un modelo de éxito, el problema es que durante los últimos quince años ha estado claramente infrafinanciado y no hemos podido hacer las inversiones que tocaban y no hemos podido pagar a los profesionales como se merecen. Esto lo ha destapado de golpe la pandemia. Tenemos un sistema con un modelo muy bueno y con unos profesionales excelentes, pero esta falta de recursos nos ha hecho llegar un poco al límite.

¿Se han revertido los recortes en sanidad?

Este año volvemos a tener el presupuesto más alto de los últimos diez años, pero aún nos faltaría dinero. Para mantener el sistema sanitario con un funcionamiento adecuado se debería invertir aproximadamente un 4 por ciento del dinero que se destina a Salut en inversión. Es decir, en hacer hospitales nuevos, en hacer centros de Atención Primaria nuevos, en cambiar los TACs, maquinarias, ... Aquí llevamos los últimos 10-12 años, cada año, invirtiendo como mucho un 1 por ciento. Así es imposible mantener unas instalaciones que realmente sean coherentes. Debemos llegar a este 4 por ciento y para ello necesitamos un incremento de presupuesto.


"Sin colaboración públicoprivada es complicado que podamos resolver solo con la sanidad pública las listas de espera"



¿Faltan médicos en la sanidad catalana?

Faltan médicos y faltan enfermeras. Diría que faltan más enfermeras que médicos. De hecho, el último estudio sobre las ratios de enfermeras hablaba de una ratio de 6,2 enfermeras por cada 1.000 habitantes. En España aún es peor, es de 5,8, pero la media europea que es donde nos tenemos que reflejar es de 8,8.

En el caso de los médicos, faltan sobre todo en determinadas especialidades. Si miramos el número global de médicos puede que no sea tan escandaloso el déficit como nos encontramos en Enfermería, pero en determinadas especialidades sí que es importante este déficit. En los próximos cinco o diez años se jubilarán prácticamente un 20 por ciento de los médicos que tenemos en Cataluña y, si no tenemos este recambio, tendremos un problema. Los estudios y los datos del Col·legi de Metges de Barcelona reflejan que la mitad de los nuevos colegiados se han formado fuera de España y de Cataluña, la mayoría vienen de Sudamérica o de otros lugares. Si necesitamos importar médicos es porque aquí no tenemos.

Como médico, ¿cree que es urgente liberar a los médicos de tareas burocráticas?

Es fundamental, este es uno de los grandes retos. El médico tiene que hacer de médico, la enfermera de enfermera y todo aquello que pueda hacer un auxiliar administrativo o un TCAE, lo tienen que hacer estos perfiles. Una de las grandes apuestas del Departament de Salut es poner estos otros roles profesionales, por ejemplo, en la Atención Primaria, como el referente de bienestar emocional o el dietista-nutricionista que han entrado en Atención Primaria. Recientemente la Unitat Bàsica d'Atenció de Primaria se ha transformado en una UBA3 y está formada por un médico, una enfermera y un auxiliar administrativo. Esto se ha hecho manteniendo el contrato de todos estos gestores covid que se han ido contratando durante la pandemia. Con ello se busca disminuir la burocracia y que la que está haciendo ahora mismo mayoritariamente el médico y la enfermera la pueda hacer este administrativo de referencia de cada uno de los ciudadanos.

¿Qué mejoras concretas sobre condiciones laborales y retributivas impulsaría para médicos y enfermeras?

Desde el punto de vista retributivo, Cataluña y el sur de Europa es uno de los sitios donde se paga menos a los médicos y a las enfermeras y esto hace que los profesionales se vayan. Soy un fiel defensor del complemento económico por objetivos (DPO). Creo que es una manera de incentivar que se haga un buen trabajo y que el que trabaje mejor, cobre mejor, y esto se tiene que ver reflejado con las DPO. Globalmente se debe mejorar, pero no solo retributivamente. También tenemos una profesión que está más feminizada y, por tanto, tenemos que trabajar mucho en la conciliación entre la vida familiar y la vida laboral de todos los trabajadores del sistema sanitario.

¿Cree que ser médico en Cataluña es poco atractivo ahora mismo?

Las condiciones de ser médico en Cataluña son complicadas, pero la nota más alta para entrar a la universidad continúa siendo la Facultad de Medicina. No puedo decir que sea poco atractivo cuando en la Universitat Pompeu Fabra la nota de corte para entrar a Medicina del año pasado fue un 13,9. Continúa siendo una carrera con mucha demanda, donde la vocación es muy importante y que gusta mucho.

¿A qué se debe que Cataluña haya perdido fuelle entre las elecciones de los mejores MIR?

Va un poco en función de los años esto y es difícil decirlo si no se hace una valoración global. Muchas veces lo que elige el primero, después marca muchas cosas. Si el primero elige un hospital de Madrid o elige uno de Barcelona, esa especialidad normalmente se acaba pronto aunque sea una de las especialidades que no tenga más demanda habitualmente u otros años.

¿Es factible que se equiparen las condiciones de todos los sanitarios, como aprobó el Parlament?

Deberíamos llegar, progresivamente con el tiempo y con la financiación adecuada para que todos los que hagan el mismo trabajo cobren exactamente lo mismo y tengan las mismas condiciones, independientemente de si está trabajando para el Institut Català de la Salut o algún centro del Sistema sanitari integral d'utilització pública de Cataluña (Siscat).


"El MIR es una de las oposiciones más injustas que hay porque 'solo' te da trabajo entre cuatro o cinco años y con un nivel retributivo que se debería incrementar"



¿Cuándo será el momento de que Cataluña instaure la jornada de 35 horas en sanidad?

Una cosa es la jornada de 35 horas, otra cosa son las guardias de 24 horas que las deberíamos pasar como máximo a guardias de 12 horas... Necesitamos profesionales para implantar estas medidas y necesitamos financiación, pero se está trabajando para llegar ahí.

¿Está garantizado el derecho al aborto en todo el territorio?

Está bastante más garantizado el derecho al aborto en Cataluña que en otros lugares de España. Hay comunidades autónomas en que no se practican abortos en los centros públicos, solo en centros privados. Cataluña es el lugar donde hay más centros públicos y privados donde se practica el aborto. En la actualidad se ofrece el aborto farmacológico en todas las veguerías de Cataluña y en la única veguería donde no se ofrece el aborto quirúrgico es en la veguería del Alt Prineu i Aran. Se ha trabajado más en garantizar el aborto en Cataluña en el último año que probablemente lo que se haya hecho en los diez años anteriores. El aborto farmacológico está autorizado hasta la semana 10 y ahora se produce un cambio de protocolo que lo autorizará hasta la semana 14, en sintonía con lo que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el protocolo de muchos países europeos. Esto garantizará aún más el acceso y la equidad porque habrá más mujeres que podrán abortar más cerca de su domicilio.

¿Cree que las condiciones de los MIR catalanes son las peores de España?

No hay mucha diferencia, pero se deberían mejorar. Estamos hablando de un personal que ha estudiado seis años de carrera y después ha pasado una oposición. El MIR es una de las oposiciones más injustas que hay porque se hace un examen que es exactamente una oposición y después 'solo' te da trabajo entre cuatro o cinco años, y con un nivel retributivo que se debería incrementar.

¿Por qué cree que cuesta tanto fidelizar a los MIR que se forman en Cataluña?

Hay MIRes que vienen de fuera y, en cierta manera, es normal que quieran volver a su casa. Esto pasa y es un problema que tenemos como país, nos gastamos un dinero para formar profesionales y después se van. En temas retributivos, ahora mismo no nos podemos comparar con Europa. En Francia, que está relativamente cerca, Inglaterra o Alemania, las condiciones retributivas no es que sean diferentes, es que hay un abismo y esto puede facilitar su marcha.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.