Un foro social en torno a este problema será la antesala de la XXIV edición del Congreso Nacional de Psiquiatría

"La vergüenza al hablar de suicidio me conmocionó tanto como la pérdida"
Javier Álvarez, Dolors López y Almudena Sánchez.


25 oct 2021. 18.30H
SE LEE EN 4 minutos
Tras un año marcado por la pandemia de Covid-19, el Congreso Nacional de Psiquiatría regresa al formato presencial por su XXIV edición, que tendrá lugar los días 28, 29 y 30 de octubre en Valencia. La primera sesión del evento, que cuenta con un programa amplio y diverso, con el más alto nivel científico, será el foro social abierto al público ‘Una mirada distinta a la enfermedad mental’.

Una actividad coordinada por Francisco Bellver, del Comité Organizador; Celso Arango, presidente de la Sociedad Española De Psiquiatría (SEP) y presidente del Comité Organizador; y Víctor Pérez, presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría Biológica (SEPB) y presidente del Comité Científico, en la que tres profesionales darán voz a una de las grandes problemáticas: el suicidio.

El encargado de inaugurar el foro será Javier Álvarez Solís, director del primer largometraje documental que aborda la posibilidad de la prevención del suicidio, La Palabra Maldita. Según explica a Redacción Médica, hace aproximadamente tres años, Álvarez decidió comenzar a mover este proyecto tras vivir experiencias cercanas directamente relacionadas con este fenómeno. “Descubrir la vergüenza que existe a la hora de hablar de este fenómeno fue lo que realmente me motivó llevarlo a cabo. Esto me conmocionó tanto como la propia pérdida”, asegura.

Otro de los motivos que le impulsó a continuar trabajando en la cinta fue el cambio de paradigma que, en 2013, planteó la Organización Mundial de Salud (OMS). Por aquel entonces, el organismo no solo desterraba la idea de que hablar de suicidio era algo malo, sino que incidía en que era algo que debía hacerse aunque siempre de “forma responsable”.

Por ello, tomando buena nota de los dictámenes de la OMS al respecto, el objetivo de La Palabra Maldita es el de ofrecer una visión testimonial del problema, pero con “espíritu de activista”. Además, el comunicador celebra que un importante número de supervivientes que se ha encontrado por el camino ha conseguido revertir ese dolor y angustia para que, a través de diferentes iniciativas, se visibilice un fenómeno que continúa siendo tabú.

Importancia de visibilizar el suicidio


Una de estas supervivientes es Dolors López, autora de Te nombro y segunda participante del foro social. Una obra con la que la política ha logrado poner al suicidio en la agenda pública y dar voz a las víctimas. Tal y como apunta a este periódico, la docente se centrará en la postvención, es decir, las líneas de cuidados que hay que tener con las personas de la familia y del entorno más cercano después de un suicidio. Un proceso, en palabras de la política, “muy poco abordado” y “bastante nuevo”.

A este respecto, López apunta que recientemente se está empezando a trabajar en ello, algo “muy importante”. “Las personas vinculadas directamente a un suicidio, los supervivientes, son personas de alto riesgo”, remarca la autora, que ha comenzado una línea formativa de los profesionales, “uno de los pilares de la prevención más potentes”, y actualmente está desarrollándola.

Por último, Almudena Sánchez cerrará el evento. La periodista es la autora de Fármaco, un libro íntimo en el que retira el velo al tema de la enfermedad mental. En él, Sánchez explica su experiencia personal batallando contra la depresión. “Yo partía desde el desconocimiento total acerca de esta enfermedad. De hecho, cuando me pasó, no entendía nada de lo que me estaba pasando. Por eso mismo, porque no lo entendía, empecé a escribir este libro”, explica a este periódico.

Sánchez reconoce que se sorprendió a sí misma por lo “feroz” que es la depresión y sostiene que, aunque ha padecido enfermedades físicas, ninguna no ha resultado ser tan “impactante”. “No te das cuenta hasta que no lo vives o no lo sufre una persona de tu entorno cercano. Voy a hablar a nivel más personal y no tanto en términos médicos de la enfermedad”, concluye, remarcando que tratará de contar su vivencia de la forma “más humana posible” para que cale entre la gente. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.