Nuevos fármacos y radioterapia, claves en el cáncer de próstata avanzado

Dos agentes hormonales han demostrado retrasar la aparición de metástasis en aproximadamente dos años

Ruth Vera, presidenta de la Sociedad Española de Oncología Médica.
Nuevos fármacos y radioterapia, claves en el cáncer de próstata avanzado
vie 28 diciembre 2018. 14.20H
Un informe presentado por la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) asegura que gracias a los avances farmacológicos y de radioterapia que se han producido en los últimos años, ha aumentado considerablemente la supervivencia en los casos más avanzados de cáncer de próstata.


Cada año se diagnostican en España 33.370 casos de cáncer de próstata


El cáncer de próstata es el segundo cáncer diagnosticado con más frecuencia en España, siendo el primero en varones. Aproximadamente se diagnostican 33.370 nuevos casos anuales en nuestro país y 359.942 en la Unión Europea.

Es en los casos avanzados del cáncer de próstata donde más se ha avanzado en los últimos años: cuando la enfermedad desarrolla resistencia al tratamiento hormonal (resistencia a la castración) con el eventual desarrollo de metástasis, conocido como cáncer de próstata resistente a la castración metastásico; o cuando los pacientes presentan metástasis en el momento del diagnóstico, situación denominada cáncer de próstata hormonosensible metastásico, no subsidiario ya de opciones curativas como la cirugía y la radioterapia.

Se ha conseguido retrasar la aparición de metástasis en 2 años


En estas situaciones, los objetivos de los tratamientos son prolongar la supervivencia del paciente, preservar su calidad de vida y prevenir eventos óseos. Entre los años 2011 y 2014, el desarrollo de nuevos agentes hormonales (abiraterona, enzalutamida), quimioterapia (cabazitaxel) o radiofármacos (Ra-223) permitió aumentar la supervivencia desde los 12-18 meses en 2005, cuando sólo estaba disponible la quimioterapia con docetaxel, a los 32-36 meses actuales.

Por otro lado, en pacientes con carcinoma de próstata resistente a la castración que todavía no han desarrollado metástasis, dos nuevos agentes hormonales han demostrado retrasar la aparición de metástasis en aproximadamente dos años y disminuir el riesgo de aparición de síntomas en más de un 50%.

Además, según la SEOM, nuevos estudios han confirmado el valor del tratamiento tanto de quimioterapia como abiraterona en combinación con hormonoterapia en pacientes con enfermedad metastásica al diagnóstico, con una reducción del riesgo de muerte de un 39% en pacientes de mal pronóstico (alto volumen o alto riesgo de enfermedad) y un incremento de la mediana de supervivencia desde los 32 hasta los 49 meses.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.