19 may 2019 | Actualizado: 17:35

La obesidad fomenta la aparición del cáncer de mama más agresivo y mortal

Los macrófagos se reprograman con el exceso de peso y no combaten las células tumorales

Imagen de una radiografía de mama.
La obesidad fomenta la aparición del cáncer de mama más agresivo y mortal
mar 07 mayo 2019. 17.15H
Un grupo de investigadores de la Universidad de Chicago ha demostrado que las mujeres con cáncer de mama, el más común entre las mujeres, tienen un riesgo aún mayor de obesidad. El motivo es que reprograma las células inmunitarias en los senos para promover la formación de cánceres de mama triple negativos.

En su trabajo, publicado en la revista 'Journal of Experimental Medicine', los científicos desentrañan la biología de cómo la obesidad promueve este tipo de tumores, el más agresivo y mortal. Según sus hallazgos, la obesidad reprograma los 

Las terapias antiinflamatorias pueden ayudar a reducir la tumorigénesis


macrófagos, es decir, los glóbulos blancos que pueden devorar a los invasores como bacterias, virus o células tumorales, en macrófagos proinflamatorios y metabólicamente activados. En lugar de combatir el cáncer de mama, estas células inmunitarias en realidad lo promueven.

Sus investigacioines, en ratones y humanos, implican a estos macrófagos de tejido adiposo metabólicamente activados. Se acumulan en el tejido adiposo mamario y liberan interleucina 6, una citoquina proinflamatoria que puede alimentar la tumorigénesis. Además, prosperan con la obesidad.

La interleucina 6 se une a un receptor en la superficie de las células cancerosas. Eso puede crear un fenotipo de células madre aún más agresivo. "Estas células madre cancerosas son capaces de estimular el crecimiento del tumor y la metástasis, permitiéndoles viajar a otros sitios. Los pacientes con cáncer avanzado o metastásico tienen niveles más altos de IL-6 en la sangre, lo cual está correlacionado con tasas de supervivencia menores", aseguran los investigadores.

Sus hallazgos sugieren que la inflamación crónica y sus efectos sobre la tumorigénesis pueden revertirse mediante terapias antiinflamatorias dirigidas o mediante la pérdida de peso. De hecho, inducir la pérdida de peso en ratones obesos al alimentarlos con una dieta baja en grasa más saludable revirtió la inflamación de los macrófagos y la formación de tumores triple negativos en la grasa mamaria, aunque su peso corporal permaneció elevado. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.