19 nov 2018 | Actualizado: 18:10

Freír mucho las patatas o tostar el pan demasiado sube el riesgo de cáncer

Cocinar en exceso los alimentos que contienen almidón favorece la aparición de acrilamida

El color dorado es la guía para saber si las patatas están bien cocinadas.
Freír mucho las patatas o tostar el pan demasiado sube el riesgo de cáncer
mar 24 enero 2017. 18.40H
Redacción
La británica Agencia de Estándares Alimentarios (FSA, por sus siglas en inglés) ha lanzado una campaña para evitar que los alimentos que contienen almidón sean cocinados en exceso. La campaña se llama ‘Go for Gold’, ‘Ve a por lo dorado’. Es decir, que se cocinen los platos hasta conseguir ese tipo de amarillo intenso en lugar de un color oscuro de comida demasiado tostada.

El objetivo es minimizar la exposición a la acrilamida, un producto con demostrado riesgo cancerígeno que se crea cuando alimentos como el pan o las patatas, que contienen una alta cantidad de almidón, son cocinados a temperaturas altas o por periodos largos de tiempo.

Otros de los consejos de la FSA es el de revisar las instrucciones de las comidas precocinadas, pue están diseñadas para que se calienten correctamente y no pasarse al calentar estos alimentos. Además, se aconseja seguir una dieta variada y equilibrada, donde este tipo de alimentos tengan su lugar correcto dentro de los hábitos nutricionales de los británicos.

Además, advierte de que no se deben dejar las patatas crudas en la nevera, sino en lugares oscuros y frescos. Y es que dejar alimentos con almidón a temperaturas menores a 6 grados centígrados puede aumentar los riesgos de la acrilamida.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.