21 de junio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 10:30
Especialidades > Oncología Médica

El diagnóstico precoz permite curar el 90% de los casos de cáncer de colon

Según SEOM y SEPD, el cribado es el método más eficaz para la detección precoz y para reducir la mortalidad

Ruth Vera, presidenta de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM).
El diagnóstico precoz permite curar el 90% de los casos de cáncer de colon
Redacción
Martes, 27 de marzo de 2018, a las 13:40
Con motivo del Día Mundial contra el Cáncer de Colon, que se celebra el 31 de marzo, la Sociedad Española de Patología Digestiva (SEPD) y la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), recuerdan a la población que la prevención y la detección precoz son dos estrategias clave para lograr una tasa más alta de supervivencia del cáncer de colon.

El cáncer colorrectal es el cáncer que más se cura, en el 90 por ciento de los casos, cuando se diagnostica precozmente, gracias a las pruebas diagnósticas existentes en la actualidad y a los programas de cribado poblacionales, que permiten detectar este cáncer incluso antes de que el paciente note los primeros síntomas.

Dada la alta incidencia de este cáncer en España y la existencia de estos instrumentos diagnósticos y del cribado poblacional, para combatirlo eficazmente, la SEPD y la SEOM han alcanzado un acuerdo para la puesta en marcha de actividades de carácter docente, científico y de difusión informativa sobre los cánceres digestivos, con el fin de promover el conocimiento y pautas de prevención de estos tumores en beneficio de la ciudadanía y de los pacientes con cáncer.

Este acuerdo entre ambas instituciones implica su colaboración en la divulgación y desarrollo de actividades sobre cánceres digestivos, entre los cuales el cáncer de colon y recto es el primero en el que van a trabajar.

Las cifras del cáncer de colon en España

El cáncer colorrectal es el tumor maligno más frecuentemente diagnosticado en España en ambos sexos. En cifras absolutas, la incidencia registrada fue de 34.331 nuevos casos en 2017, año del que se tienen los últimos datos, lo que supone 658 nuevos casos diagnosticados a la semana y 94 nuevos casos al día. Cabe señalar, que es el segundo cáncer en frecuencia en mujeres tras el cáncer de mama y el tercero en hombres, después del cáncer de próstata y de pulmón.

La mortalidad del cáncer de colon sufrió un ligero incremento entre 2015 y 2016 del 2,2 por ciento con un registro de 11.781 defunciones. Se calcula que, en España, actualmente padecen este cáncer unas 90.000 personas, cinco de cada 1.000 españoles de más de 50 años.

“A pesar de que cada vez se diagnostican más casos de cáncer colorrectal, estamos consiguiendo que se estabilice su mortalidad, gracias a que, de una parte, disponemos cada vez de mejores tratamientos, y de otra, de pruebas diagnósticas muy eficaces, como el test de sangre en heces y la colonoscopia, así como de programas de cribado poblacional que nos permiten detectar estos casos a tiempo”, precisa Fernando Carballo, presidente de la SEPD que añade: “de hecho, el cribado poblacional sigue siendo el método más eficaz para la detección precoz de este cáncer para disminuir tanto su incidencia como su mortalidad. Asimismo, estudios científicos predicen que a nivel europeo la mortalidad de este cáncer decrecerá”.

“La prevención del cáncer de colon y el conocimiento de los factores de riesgo que pueden conducir al desarrollo de esta enfermedad constituyen las mejores bazas para prevenir este cáncer. De ahí que desde SEPD y SEOM, a través del acuerdo firmado, nos hayamos propuesto sumar esfuerzos para informar a la población sobre las medidas preventivas para evitar desarrollar este cáncer, así como sus síntomas, para consultar al médico lo antes posible ante la menor sospecha”, explica Ruth Vera, presidenta de SEOM.

Prevención y síntomas

El colon es el último tramo del intestino grueso, un tubo muscular de un metro y medio. En su interior se realiza la absorción del 90% de agua de nuestro cuerpo así como de nutrientes y minerales tan importantes como la vitamina K.

En el colon se produce también el almacenamiento de la materia de desecho de nuestro organismo. El cáncer colorrectal aparece cuando se produce un crecimiento anómalo de las células que forman los tejidos de este tramo del aparato digestivo.

La prevención puede contribuir de forma muy importante a que esto no ocurra. Los expertos insisten en que la prevención del cáncer de colon se basa en la adopción de hábitos dietéticos saludables, esto es, seguir una dieta baja en grasa, rica en verduras, frutas, calcio y vitamina D, en reducir las carnes rojas, y en llevar un estilo de vida también saludable, es decir evitar el sobrepeso, fumar, hacer ejercicio y moderar la ingesta de alcohol.

“La prevención activa, acudiendo a los programas de cribado de cáncer de colon a los que se es convocado, también debe formar parte de los hábitos de salud”, remarca Carballo. Asimismo, los especialistas señalan que es importante prestar atención al colon y consultar al médico ante un cambio de ritmo intestinal, sensación de evacuación intestinal incompleta, pérdida de peso inexplicable o sangre en las heces.

Factores de riesgo

El desarrollo de cáncer de colon está estrechamente ligado a la edad ya que las probabilidades de padecerlo aumentan a partir de los 50 años. La mayoría de los pacientes con este tipo de cáncer se diagnostican entre los 65 y los 75 años, tanto en hombres como en mujeres, por lo que es recomendable iniciar exploraciones preventivas con anterioridad, idealmente a partir de los 50 años en población general.

En cambio, los casos que aparecen en edades más tempranas suelen deberse a una predisposición genética. Otros factores de riesgo que predisponen a desarrollar un cáncer de colon, junto a la edad y
los antecedentes familiares, son haber padecido una enfermedad digestiva, como la enfermedad inflamatoria intestinal (colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn) u otros síndromes hereditarios como el síndrome de Lynch o las poliposis.

Los programas de screening o cribado poblacional son cruciales porque pueden contribuir a detectar casos de cáncer colorrectal en fases muy incipientes, incluso cuando las lesiones son precancerosas. Por ello, es muy importante que la población convocada a participar en ellos, por factores de riesgo o por su edad, acuda.