mié 12 febrero 2020. 17.45H
Los esquiadores de fondo pueden tener hasta un 30 por ciento menos de riesgo de padecer enfermedad de Parkinson, según han evidenciado un grupo de investigadores de la Universidad de Lund (Suecia) en un estudio publicado en el Journal of Parkinson's Disease.

Trabajos previos han demostrado los "enormes" beneficios del ejercicio en muchos trastornos, incluidas las enfermedades neurodegenerativas, pero las razones no siempre han estado claras. "El ejercicio parece proteger contra los síntomas motores del párkinson pero no necesariamente contra el daño cerebral causado por la enfermedad", han dicho los investigadores.


Esta tendencia se disipaba con el tiempo y el aumento de la edad


Por ello, para investigar el grado en el que la actividad física se asocia con un menor riesgo de párkinson a largo plazo y si esta asociación puede explicarse por personas físicamente activas que pueden sostener más neuropatología de la enfermedad antes del inicio de los síntomas clínicos, los investigadores analizaron datos a largo plazo de 197.685 esquiadores en el Vasaloppet, una carrera anual de esquí de fondo de hasta 90 kilómetros, y los compararon con 197.684 personas de la misma edad que no esquiaban.

De esta forma, descubrieron que los esquiadores tenían casi un 30 por ciento menos de probabilidades de desarrollar la enfermedad que los no esquiadores. Sin embargo, esto se disipaba con el tiempo y el aumento de la edad, situándose el riesgo de padecer párkinson entre los esquiadores en el mismo rango que la población general.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.