Falta de conocimiento y espirometrías: Separ analiza la realidad de la EPOC

José Luis López Campos hace un diagnóstico por el Día Mundial de esta enfermedad

José Luis Lopez Campos, coordinador del Área de EPOC de Separ.
Falta de conocimiento y espirometrías: Separ analiza la realidad de la EPOC
mié 20 noviembre 2019. 14.20H
La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) tiene una prevalencia en la población general de aproximadametne el 10,2 por ciento entre personas de unos 40 a 80 años, tal y como recuerda José Luis López Campos, coordinador de la EPOC de Separ. Esto significa que aproximadamente dos millones de personas la padecen. Sin embargo, la población sigue sin saber exactametente en qué consiste. Conocen mejor otras patologías, como el asma. Pero, ¿por qué ocurre esto cuando es tan prevalente y causa unas 29.000 muertes anuales en el país?

"Es una pregunta que todavía no hemos podido responder", reconoce López Campos. "Estamos muy preocupados por esto. De hecho, vamos a poner ahora en marcha un nuevo estudio desde la Separ para tratar de reevaluar, por tercera vez, el conocimiento de la EPOC en España", explica.


"Mucha gente se refiere a la EPOC por nombres distintos y no tienen muy claro cuáles son las implicaciones clínicas que tiene"


Se trata del estudio 'Conocepoc', que se realiza cada 10 años. "El anterior señalaba que la mayoría de la gente no sabe lo que significan las cifras. Tienen mucha confusión, que es lógica, por su relación con el tabaco y por los términos. Mucha gente se refiere a esta enfermedad como bronquitis crónica, enfisema, tos del fumdador… La llaman por nombres distintos y no tienen muy claro cuáles son las implicaciones clínicas o pronósticas que tiene", apunta. 

López Campos explica que la mayoría de la gente que conoce la EPOC es por los medios de comunicación: radio, prensa y televisión. "Por eso, parece que necesitamos establecer una alianza entre los medios y Separ para poder difundir esta información", asegura. 

Infradiagnóstico 


El problema de que la población no sepa qué es la EPOC es que hay un porcentaje muy alto de infradiagnóstico que, según el último estudio, se cifra en un 73 por ciento. "Muchos de estos potenciales pacientes no saben que tienen EPOC porque no acuden al médico para que diagnosticada", explica. Los datos sobre prevalencia e infradiagnóstico se actualizarán el viernes 22 con la presentación de los resultados del estudio 'Episcan II', durante la Reunión de Iniverno que celebra la Separ en Málaga.

También se mostrarán los datos de infradiganóstico entre las mujeres, que son mayores. "Se da una situación muy curiosa. La mujer se incorporó en las últimas décadas al consumo del tabaco. Es verdad que en la última Encuesta Nacional de Salud se ve que se ha suavizado mucho el consumo de tabaco en mujeres, pero en el grupo más joven, entre 15 y 24 años, tenemos un empate técnico. Ahora mismo chicos y chicas fuman en igual proporción. De hecho, antes cuando impartíamos alguna charla de salud en colegios e institutos las enfocábamos más a ellos. Ahora no. Muchas veces ellas empiezan con el hábito antes. Y esto va a tener una repercusión a medio plazo", explica. 

Lo que ocurre es "que los efectos perjudiciales del tabaco en el pulmón se producen a partir de los 40 años. Para que veamos el efecto en mujeres tendrán que pasar un par de décadas todavía. Pero en otros países, en los que desafortunadamente la mujer se incorporó antes a fumar, como por ejemplo el Reino Unido, ya hay más mujeres que ingresan por EPOC en los hospitales que hombres", asegura.

"Está empezando a verse el inicio de la epidemia de la EPOC -añade- como consecuencia del tabaco. Y nosotros, en nuestras consultas, también lo vemos a diario. Cada día vemos a más mujeres que vienen por un caso claro de EPOC". A día de hoy, la gran mayoría de casos de EPOC que se dan en España son por tabaquismo


Tratamiento individualizado 


Sobre la evolución del tratamiento individualizado para estos pacintes, López Campos señala que las sucesivas versiones de la guía española de la EPOC, la 'GesEPOC', así como las renovaciones a nivel internacional, tratan de avanzar hacia la Medicina más especializada. Porque sabemos que no todos los pacientes responden igual a todos los tratamientos. Y el reto que tenemos ahora es tratar de identificar al paciente que más va a responder a un tratamiento concreto", afirma. 


"La EPOC es una enfermedad de lenta instauración"


Las medidas terapéuticas que se 'recetan' son el ejercicio y dejar de fumar. Dentro de las medidas farmacológicas, utilizan broncodilatadores. Saber cuál de las dos familias es mejor para cada paciente es el reto. 

El papel que juega Atención Primaria es "fundamental". "La EPOC es una enfermedad de lenta instauración. Uno empieza a fumar sobre los 14 años en España y la enfermedad comienza a manifestarse a partir de los 40.  El periodo de inducción es muy largo. Y la gente, al principio, cuando empieza a tener síntomas no lo achacan al tabaco, sino a la edad, a la típica tos del fumador que no tiene importancia... Hasta que no empiezan a estar realmente limitados o hasta que tienen una agudización que les lleva a urgencias, no van al médico. Esto hace que se demore mucho el diagnóstico".

"Es fundamental que el médico de Atención Primaria haga una espirometría al paciente que empieza a tener algún síntoma, o que tiene una historia tabáquica importante. Es una prueba diagnóstica que está disponible en todos los centros de salud, y que es la única que nos permite confirmar el diagnóstico", añade. 


Faltan espirometrías 


Porque cuanto antes se empiece a tratar la enfermedad, mejores efectos clínicos pueden tener. Y para eso es necesario hacer una buena espirometría en todos los casos susceptibles, y de buena calidad, para poder llegar al diagnóstico. Pero en España se hace "regular". 

"Hace unos años hicimos un estudio epidemiológico para ver la situación de la espirometría en España. Y tiene sus puntos fuertes, que es que más del 95 por ciento de los centros de salud en el país tienen espirómetro, y sus puntos flacos, que es que se utilizan poco", señala López Campos. 

"El dato que teníamos entonces es que de promedio se realizaban en España cinco espirometrías a la semana. Una al día. Teniendo en cuenta que la prevalencia de EPOC es de más del 10 por ciento, que la prevalencia del asma está entre el 5 y el 15 dependiendo de la edad, que la de la bronquiectasia también es muy alta y muy prevalente... pues son muy pocas espirometrías. Creo que hay un problema organizativo en los centros de salud en el que se tiene espirómetros pero no se hace con la frecuencia con la que se debería", afirma. 

Investigación en España 


Sobre la investigación que se hace en España, el coordinador de esta área explica que "está muy bien". Pero porque hay muchos grupos que están enfocados a la enfermedad, lo que muestra un gran interés en ella.


"El último dato que tenemos es que de media se hacen cinco espirometrías a la semana en los centros de salud"


Dentro del Ciberes (Centro de Investigación en Red de Enfermedades Respiratorias), hay una línea estatégica para ella. También hay un proyecto de investigación a nivel nacional en el que están implicados diversos grupos para tratar de avanzar en el manejo individualizado de los pacientes. "Y hay muchas líneas de investigación abiertas", apunta. 

Eso no quita que los investigadores se topen con todos los problemas que hay en el país para realizar investigación: falta de fondos, recursos y consolidación de los equipos de investigación. 

Con más investigación, espirometrías en los centros de salud y menos tabaco, la sociedad científica podría hacer un diagnóstico mucho más positivo en los próximos años. 



Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.