Además plantea un complemento salarial revisable que se cobrará tras 3 meses en el puesto

Celia Gómez, directora de Ordenación Profesional en el Ministerio de Sanidad, fija nuevos incentivos a médicos rurales.
Celia Gómez, directora de Ordenación Profesional en el Ministerio de Sanidad.


08 feb 2023. 16.40H
SE LEE EN 5 minutos
El Ministerio de Sanidad ha fijado la batería de incentivos con los que pretende atraer a los médicos para que cubran las plazas de difícil cobertura de Atención Primaria, fundamentalmente en el entorno rural. Uno de los grandes reclamos es permitir a los facultativos que concentren la jornada laboral en cuatro días a la semana para facilitar la conciliación familiar, así como establecer una serie de mejoras económicas en comparación con el resto de los destinos.

La Comisión de Recursos Humanos del Sistema Nacional de Salud (SNS), en la que participan tanto el Gobierno como el conjunto de las comunidades, ha sido la encargada de definir estos criterios mínimos que no serán vinculantes para aquellas regiones que ya cuentan con su propio mapa de incentivos. Los negociadores de Sanidad han hecho llegar este viernes el borrador a los sindicatos para que presenten también sus propias aportaciones.

En materia salarial, la principal clave es que el Ministerio de Sanidad se ha comprometido a establecer un “complemento retributivo específico periódico” para elevar el sueldo de los médicos en estas áreas. Este aumento comenzaría a percibirse a partir del tercer mes de permanencia en un área de estas condiciones. Mientras que puede materializarse de manera mensual, trimestral o semestral.

Paralelamente, el Gobierno también ha abierto la puerta a desplegar ayudas económicas para que los médicos puedan hacer frente a algunos de los gastos derivados de su estancia en los entornos rurales como el desplazamiento o la vivienda.

En materia de derechos laborales, otro de los puntos clave es la posibilidad de facilitar a los médicos que hayan accedido a alguno de estos puestos una “prolongación de la edad de jubilación parcial o total”. El borrador no ha dado detalles sobre cómo se articularía este plan, que encaja dentro del modelo de retiro activo que el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, ya ha presentado precisamente para Atención Primaria y Pediatría.


Más puntuación en OPE para el médico rural


El nuevo mapa de incentivos también ha incorporado varios puntos dirigidos a allanar el camino de los médicos rurales ante posibles concursos para hacerse con una plaza en el SNS. Se ofrecerá una puntuación adicional del 20 por ciento en estos procesos por cada dos años de permanencia en las zonas despobladas, que se ampliaría al 40 por ciento a partir del tercer ejercicio. “Esta mediad sería aplicable una sola vez en un periodo de tres años”, han especificado.

Sanidad también ha acordado un bonus del 15 por ciento por cada dos años de permanencia para los facultativos que integren una bolsa de empleo, mientras que se podrá incrementar hasta el 30 por ciento a partir del tercer curso.

El paquete de incentivos también contempla mejoras en la carrera profesional que permitirán a los médicos que se queden en las plazas de difícil cobertura acortar los tiempos para ascender en la escala de niveles. Aunque la medida solo se podrá aplicar una única vez a lo largo de la trayectoria profesional del facultativo.

El “acceso preferente” a actividades de formación continuada y a proyectos de investigación, así como las bonificaciones en el tiempo de ejercicio para acreditar un puesto como tutor de Formación Sanitaria Especializada (FSE) o para acceder a una plaza de profesor universitario son otros de los grandes reclamos pactados entre el Ministerio de Sanidad y las comunidades.


¿Qué es un puesto médico de difícil cobertura?


Para poder activar este plan de incentivos, la Comisión de Recursos Humanos ha tenido que fijar primero cuáles son las condiciones para declarar una plaza en el SNS bajo la etiqueta de ‘difícil cobertura’. En total, se han establecido 13 condicionantes, de los cuales hay que cumplir como mínimo con 5.

El principal es la distancia o el tiempo de desplazamiento. Los criterios abarcan a todos los centros de salud que estén a más de 70 kilómetros o 40 minutos de distancia de un hospital, así como aquellos que requieran un desplazamiento superior a los 100 kilómetros o las 5 horas en el cómputo de una semana convencional de trabajo.

A nivel demográfico, el documento también contempla esta categoría para los puestos ubicados en poblaciones de menos de 5.000 habitantes, los que cuentan con índice de envejecimiento superior a la media de su comunidad autónoma, aquellos en los que el precio de la vivienda también exceda el promedio de la región, en los que se haya registrado una alta cifra de desempleo o los que han sido identificados como “zonas de transformación social”.

Los criterios de identificación también han incorporado algunos asuntos propios de la gestión de estos centros de salud. En la lista figuran condiciones como hacer turnos de tarde, la atención continuada (más de 4 guardias al mes), la alta frecuencia de usuarios, la sobrecarga estacional o si el volumen de vacantes en el equipo de Primaria excede el 25 por ciento.
Las informaciones publicadas en Redacción Médica contienen afirmaciones, datos y declaraciones procedentes de instituciones oficiales y profesionales sanitarios. No obstante, ante cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su especialista sanitario correspondiente.