El organismo está trabajando en el proceso "con la participación de las diversas organizaciones interesadas"

El ministerio aplicará la recertificación "a toda profesión sanitaria"
Fachada del Ministerio de Sanidad.


20 jun 2022. 18.00H
SE LEE EN 5 minutos
El Ministerio de Sanidad está trabajando en la definición de un proceso de recertificación de las competencias médicas con las sociedades científicas y colegios profesionales. Un proceso que, según ha podido saber Redacción Médica, el organismo pretende aplicar "a todas las profesiones sanitarias".

Según advierte el ministerio a este medio, Sanidad está trabajando en el proceso "con la participación de las diversas organizaciones interesadas". Sin embargo, tal y como señaló recientemente el Consejo General de Enfermería de España (CGE) a Redacción Médica, el Gobierno "no se ha puesto en contacto" con el colectivo enfermero para esta cuestión. 

José Luis Cobos, vicepresidente tercero del CGE, se muestra partidario de la instauración de un sistema de recertificación enfermera, con un punto de partida de 10 años, para todas las profesionales. Cobos sostiene que la profesión recibiría "con agrado" la implantación de este proceso, pero “con cautela”. “Nos gustaría seguir trabajando en esta línea, pero no queremos que sea un sistema fiscalizador, sino que permita dar seguridad a los pacientes y que vele por los profesionales que están puestos al día”, incide el vicepresidente tercero.

Por otro lado, remarca que el sistema de recertificación no debe basarse en un examen periódico para demostrar la valía de la profesión; una idea que el CGE solo contempla para aquellos enfermeros y enfermeras que han estado apartados del ejercicio profesional durante un largo periodo de tiempo y desean reingresar en la actividad asistencial. “Se hace en otros países y es lo lógico para comprobar que uno sigue manteniendo sus competencias profesionales”, añade. Para el resto de Enfermería, la profesión considera que lo óptimo sería verificar que se tiene un tiempo determinado trabajado en dicho periodo y que, además, se está realizando una formación continuada.

Sin embargo, a pesar de que el CGE confía firmemente en la comprobación de los conocimientos actualizados de enfermeros y enfermeras para una seguridad en la atención de los pacientes, consideran que la puesta en marcha de la recertificación enfermera en España sería, “en estos momentos”, precipitada. “Somos partidarios de que haya un sistema para verificar que los profesionales sigan manteniendo sus competencias, pero no de cualquier forma; hay que hacerlo de una forma sosegada y pactada, con una participación de la organización profesional”, concluye.


El proceso de recertificación médica, en standby


El modelo de recertificación médica avanza lentamente y con reproches por parte de los profesionales al Ministerio de Sanidad por su participación en la definición del mismo. Y es que según explicaba la Federación Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (Facme) en un comunicado el pasado mes de mayo, el Ministerio de Sanidad ha solicitado a las comunidades autónomas una relación de profesionales sanitarios para formación sobre modelos de recertificación internacionales siendo el perfil de los profesionales el de referentes de Comisiones de Docencia como jefes de estudio y tutores, "dejando de lado el compromiso adquirido con las sociedades científicas", en opinión de Facme.

Le propia Federación presentó el pasado 21 de abril una propuesta de modelo español de recertificación, consensuada por las 46 sociedades científicas nacionales federadas en Facme, que apuesta por el rigor científico, la sencillez y la compatibilidad con los modelos internacionales.

El documento establece que la evaluación de las competencias/grupos competenciales incluya dos tipos de actividades. Por un lado, las de tipo A, asistenciales que supondrían el 60 por ciento de la ponderación. Y, las de tipo B, que comprendería las actividades de Formación Médica Continuada, Docencia e Investigación, que supondrían el 40 por ciento. Además, acuerda un periodo de recertificación en 6 años, exigiendo cada sociedad científica un mínimo de 6 competencias en 6 años (o un porcentaje equivalente a 6 competencias de 40 que corresponde a la totalidad de competencias, es decir 15 por ciento de las competencias globales), distribuidas de forma homogénea en los dos trienios, o como mínimo aportando evidencias en al menos 3 años de los 6 años que se evalúan. 

Por su parte, el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (Cgcom) apuesta por un ‘modelo inglés’ de recertificación médica con 3 medidas de competencia. 

En su propuesta, el organismo que preside Tomás Cobo considera que, a modo de propuesta, puede establecerse una agencia supervisora de la entidad Gcgcom/Facme que podría ejercer “un papel similar a la ‘Professional Standards Authority for Healt and Social Care’ de Reino Unido. “La incorporación de integrantes provenientes de la sociedad civil a esa agencia contribuiría a desburocratizarla y llevaría la voz de los ciudadanos y de los pacientes a ese órgano de control”, apunta.  
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.