El Gobierno se fija en Navarra para elegir qué fármacos antitabaco financia

Fuentes conocedoras de las reuniones explican a este periódico los tratamientos que se barajan

Fernando Domínguez, consejero de Salud de Navarra.
El Gobierno se fija en Navarra para elegir qué fármacos antitabaco financia
mié 08 mayo 2019. 09.10H
El Ministerio de Sanidad está valorando junto con las comunidades autónomas comenzar a financiar en todo el Sistema Nacional de Salud los fármacos para dejar de fumar, según un documento al que ha tenido acceso Redacción Médica. Para ello y según ha podido saber este periódico de fuentes conocedoras del proceso, la Comunidad Foral de Navarra es la que el Gobierno está tomando como referencia para decidir qué tratamientos se incluirían en la cartera pública.

En este sentido, Navarra financia tres tratamientos: “Los que tienen aprobada la indicación de deshabituación tabáquica por parte de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps)”, según explican desde la Consejería. Estos son: los parches de nicotina, el Bupropion y la Vereciclina.

Los primeros son los conocidos sustitutos de la nicotina. El segundo fármaco es un medicamento prescrito para el tratamiento de la depresión indicado para el cese del tabaquismo. Su acción terapéutica en el tabaquismo podría deberse en particular al incremento que induce en los niveles extracelulares de dopamina, neurotransmisor implicado en los mecanismos de recompensa y gratificación.

Amortiguar el síndrome de abstinencia


La nicotina, al igual que el bupropion, también produce una liberación de dopamina en el núcleo accumbens (vía de placer común de opiáceos, anfetamina y cocaína); asimismo, aumenta también los niveles de noradrenalina en las sinapsis neuronales, lo que amortiguaría los síntomas de abstinencia.

La Vereciclina, comercializada por Pfizer bajo el nombre de Champix, indica que el paciente debe fijar una fecha para dejar de fumar. Normalmente, la dosificación con este fármaco debe iniciarse 1-2 semanas antes de esta fecha. Los pacientes deben ser tratados con él durante 12 semanas. En los pacientes que al final de las 12 semanas hayan conseguido dejar de fumar con éxito, las indicaciones del fármaco explican que puede considerarse un tratamiento adicional de 12 semanas con una dosis de 1 mg dos veces al día para el mantenimiento de la abstinencia.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.