El objetivo de varios colegios es dejar sin fondos a la Organización Médica Colegial

Los médicos hartos de la OMC se plantean crear un consejo nacional paralelo
El presidente de la OMC, Serafín Romero.


29 sep 2018. 14.20H
SE LEE EN 4 minutos
POR REDACCIÓN
La gestión actual de la cúpula del Consejo General de Colegios de Médicos (Cgcom) parece no contentar a todos los presidentes de los colegios oficiales, lo que ha llevado a varios a plantear una 'rebelión', a través de la creación de "patronatos paralelos" con los que recaudar las cuotas de sus colegiados y dejar sin fondos a la Organiación Médica Colegial (OMC), según voces del entorno colegial consultadas por Redacción Médica.  


"Cuando los médicos pagamos nuestras cuentas es para que nos representen"


Estas mismas fuentes aseguran a este medio que, hay “grandes colegios que se están planteando seriamente” dar la espalda a la OMC, debido, entre motivos, a la gestión que hace de los fondos de sus colegiados.

La receta que proponen algunos de ellos es la de crear “patronatos paralelos, a través de los cuales, recaudar las afiliaciones de sus médicos y así evitar que la OMC se aproveche de las cuotas”, denuncian.

A priori, la medida parece poco viable porque la colegiación médica es obligatoria en España y debe de realizarse  ante un organismo de derecho público, como es la OMC. Aun así, confiesan estas fuentes, en Cataluña la medida de ingresar directamente las cuotas de sus médicos “ya se está haciendo”, a través del Consejo de Colegios de Médicos de Cataluña (COMC), que engloba a los cuatro colegios médicos de Cataluña.

Financiación


Este medio se ha puesto en contacto con el COMC y aclaran que "los colegios médicos de Barcelona y Girona no forman parte de la Fundación para la Protección Social de la OMC, que es de adhesión voluntaria, por lo que no abonan ninguna cuota a la Fundación".

En cambio reconocen que "los cuatro colegios de médicos catalanes contribuyen a la financiación anual de la OMC, a través de la cuota de sus colegiados, aunque muchos de los servicios que ofrece el órgano colegial estatal, ya se prestan desde los colegios catalanes, especialmente a nivel informático, de formación o de ayuda al desarrollo".

"Maltratados y ninguneados"


Incluso, el enfado de estos colegios díscolos ya ha sido trasmitido al propio presidente, Serafín Romero, al que le piden que "modernice la institución", explican a este medio. “Hay muchos colegios de médicos que han sido maltratados y ninguneados. Sin ir más lejos, los Colegios de Madrid y Barcelona evitan acudir a las reuniones que convocan. Están logrando cargarse la colegiación médica”.

Estas fuentes denuncian que son los propios colegiados de base los que están exigiendo a sus presidentes una organización que les “represente”. “Cuando los médicos pagamos nuestras cuentas es para que nos representen, y no para pagar las cenas a una panda de amigos”, lamentan.

Respuesta de la OMC


En referencia a este artículo, la OMC se ha puesto en contacto con Redacción Médica para transmitir su disconformidad con el planteamiento recogido en la información y para asegurar que “ningún colegio ha planteado tal propuesta, ni verbal ni formalmente”. Sobre los patronatos enfocados a recaudar las cuotas de los colegiados, la institución explica que “estatutariamente los colegios pueden establecer planes de protección social, siendo esto independiente de la pertenencia a la Fundación de Protección Social de la OMC (FPSOMC), cuya adscripción es de carácter voluntario”.

Asimismo, añaden que “la gestión de protección social que lleva a cabo la corporación es totalmente transparente. Sus cuentas están auditadas y publicadas en su web, así como la memoria de prestaciones y actividades, donde se reflejan, en el último año, las 2.936 prestaciones sociales que se han dado y el dinero dedicado a las mismas, 13.852.430 euros”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.