Los médicos fijan 'el buen quehacer' ante casos de botellón y desdén al MIR

El 'buen quehacer del médico' está inspirado en parte en el Good Medical Practice del General Medical Council británico

Foto de familia de la presentación del informe.
Los médicos fijan 'el buen quehacer' ante casos de botellón y desdén al MIR
jue 12 diciembre 2019. 13.30H
Cómo abordar el botellón, las relaciones entre médicos, los profesionales y las adicciones y la relación del facultativo con la empresa son los casos prácticos que ha elaborado el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (Cgcom) sobre la base de la publicación ‘El Buen Quehacer del Médico’.

Se trata de diversas situaciones a las que se pueden enfrentar los clínicos con relativa frecuencia, y que permiten focalizar el análisis del buen y mal quehacer a través de una serie de situaciones, preguntas y discusiones articuladas en diversas etapas.

El 'Buen Quehacer del Médico' está inspirado en parte en el Good Medical Practice del General Medical Council británico, y tiene como objetivo servir de instrumento a los médicos para alcanzar una conducta irreprochable y una actitud acorde con las expectativas de la sociedad, es decir, una actuación profesional de excelencia.


"Estamos ante grandes retos y afrontamos el deber deontológico del médico"


La Guía BQM pretende orientar a los profesionales en el camino de las conductas y de las actitudes como la mejor garantía para la salud de los pacientes. Para lograrlo, el manual proporciona referencias éticas, deontológicas y legales para que los médicos, con su competencia, responsabilidad y ética, identifiquen esos principios y valores en cada circunstancia concreta y los tengan en cuenta a la hora de tomar decisiones en su quehacer diario.

Representación de la profesión médica


Serafín Romero, presidente del Cgcom, ha comentado que hace una década los Colegios de Médicos se plantearon la necesidad de “renovar el contrato social inherente al entorno de la representación de la profesión médica”. Entonces se pusieron en marcha tres líneas de acción: redefinir el concepto de profesionalismo médico, la actualización del Código de Deontología Médica y el proceso de Validación Periódica de la Colegiación (VPC).

Para el presidente del Cgcom, “estos tres hitos programáticos se convirtieron en una realidad, tanto que a día de hoy estamos inmersos en una nueva actualización del Código Deontológico, con temas que despiertan un gran debate político, profesional y social” y ha añadido que “estamos ante grandes retos y afrontamos el deber deontológico del médico, que muestra su compromiso con lo social y con los valores del profesionalismo”.

Ha subrayado que “el impulso de la cultura de la evaluación y de la renovación de las credenciales forme parte del eje esencial de las funciones que tiene el Cgcom”. Ha puesto de manifiesto que “existe un momento de desafección ante cualquier tipo de organización y es importante seguir manteniendo un escenario de universalidad y obligatoriedad de la colegiación, que se sustenta en la renovación constante de este contrato social” y ha incidido en la defensa del Sistema Nacional de Salud, de la situación de los profesionales y de los valores de la profesión.

Casos prácticos


Un problema de botellón

¿Qué debe hacer un médico ante un caso de un chico de 15 años que llega bebido a Urgencias, pero que en su historial no consta que tenga ningún problema con la bebida? Pese a que se recupera con normalidad, ¿se lo debe comunicar a sus padres? Este es uno de los asuntos que aborda uno de los casos. La médica hace constar en la historia clínica la visita realizada y, dado que el médico de AP del paciente llega a las 8 h. de la mañana, decide esperar a hablar con él para decidir si se informa o no a los padres.

Puedes consultar el ejemplo gráfico, pulsando aquí. 

Una desafortunada caída

La siguiente situación expone el caso de un médico que recibe una llamada que le comunica que un familiar ha sufrido una caída. Se persona en el hospital donde está ingresada, accede a la historia clínica y cuestiona la manera de proceder del médico que está atendiendo a su tía. Dado su estatus profesional (adjunto/residente) y en un ambiente de camaradería es natural que el médico cuyo familiar ha sufrido la caída dé su opinión crítica a la MIR acerca de la decisión clínica de su colega. 

Puedes consultar el ejemplo gráfico, pulsando aquí. 

Cierto olor a whisky

Otra situación que analizan es la de un facultativo que percibe problemas relacionados con el alcohol en un compañero. Se trata de dos médicos que trabajan juntos desde hace años. Sin embargo, tras ver diversos detalles que acrecientan su preocupación, decide comunicárselo al Jefe del Servicio.

Puedes consultar el ejemplo gráfico, pulsando aquí. 

Mucha espera para un TAC decisivo

El cuarto caso práctico aborda cómo vive el médico el retraso en una prueba diagnóstica de un paciente. Es una mujer fumadora de 52 años que sangra durante varios días. Aunque las pruebas no revelan nada importante, dado el historial de la paciente, el médico le manda un TAC. Tres meses después vuelve a consulta y todavía no le han realizado la prueba. A pesar de que le preocupa el retraso, la actuación del médico ha sido correcta. Ha solicitado las pruebas complementarias necesarias para alcanzar un diagnóstico más exacto y lo ha hecho con la prioridad adecuada a la situación clínica estable de la paciente. No hay motivo por el que él deba preocuparse en este momento. 

Puedes consultar el ejemplo gráfico, pulsando aquí. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.