Covid: médicos y enfermeros tachan de "poco fiable" hacer test en farmacias

Ambos colectivos rechazan el proyecto de la Xunta de Galicia para distribuir test de cribado para pruebas masivas

José Luis Cobos, vicesecretario general del Consejo General de Enfermería, y José Luis Jiménez, presidente del Colegio de Médicos de Ourense.
Covid: médicos y enfermeros tachan de "poco fiable" hacer test en farmacias
mar 03 noviembre 2020. 11.30H
La realización de los test serológicos para detectar el coronavirus Covid-19 en las farmacias de Ourense (Galicia) ha encontrado la oposición tanto de médicos como de enfermeros. Un posicionamiento que, aseguran, escapa de "cuestiones corporativistas" pero que pretende frenar un proyecto de la Xunta que consideran "incorrecto" y con "poco valor sanitario".

Los médicos denuncian que, en el caso de los test de antígenos, son pruebas que “deben ser prescritas siempre por un médico y deben realizarse en el entorno asistencial adecuado para ello" y, en el de los serológicos, su valor sanitario en forma de cribado es "escaso" y podría, incluso, llegar ocasionar problemas de saturación tanto en farmacias como en hospitales o centros de Primaria. Mientras, los enfermeros hablan de "completo fiasco" y de "falta de fiabilidad".

DIRECTO | Accede aquí a la última hora sobre el coronavirus Covid-19

José Luis Jiménez, presidente del Colegio de Médicos de Ourense, señala a Redacción Médica que esta situación es “inútil” puesto que los test de doble banda que se van a realizar por las farmacias de Ourense "no tienen valor para la toma de decisiones clínicas". "No tienen suficiente sensibilidad ni especificidad para ser un estudio con valor epidemiológico", critica.

Además, el también internista destaca que este tipo de test pueden crear una "falsa sensación de seguridad" cuando, por ejemplo, el ciudadano obtenga un resultado positivo". "No vemos el papel de las farmacias para este tipo de cribados, sobre todo si son masivos", insiste Jiménez en relación con los test serológicos.

De hecho, el presidente del colegio de Ourense ve en el anuncio de su provincia una "campaña más propagandística que real" y recuerda que los test son parte de proceso diagnóstico pero "no son lo único". "No es una cuestión de estar o no estar contagiando". Además, el profesional va más allá y ve algunos posibles inconvenientes para el sistema sanitario. Por ejemplo, apuesta porque los pacientes llamen a la consulta de sus facultativos para preguntarles si van o no a hacerse el test. "Lo que podemos lograr es generar más carga burocrática y administrativa para los profesionales que necesitamos, precisamente, quitárnosla", lamenta, insistiendo en que no es una cuestión "cooperativista" y que aceptan "de siempre" las manos que los farmacéuticos puedan ofrecer.

Por ello, asegura que los profesionales de las boticas pueden "crecer y participar en la estructura publica sanitaria del país" pero "no desde esta vía". "Hay muchas otras fórmulas en cuestiones relacionadas con la receta y el apoyo a la Atención Primaria en la que podrían ser partícipes en este momento en el que todas las manos son pocas", agradece Jiménez.


Materiales frente a una reacción adversa a la vacuna


Por su parte, desde el Consejo General de Enfermería, concretamente su vicesecretario general, José Luis Cobos, se refieren al proyecto gallego como un “fiasco”. “Lo disfrazan de estudio epidemiológico, intentando enmascarar el hecho de hacer un estudio para poner en macha las pruebas diagnósticas en farmacias”, ha criticado.

Además, Cobos recuerda que han sido los propios profesionales los que “han dicho que no tienen equipos de protección individual (EPIS), ni contenedores suficientes para los desechos de material que utilizan”. “Compartiendo visión” con el colectivo médico, Cobos incide en la “falta de fiabilidad” del proyecto.

De otro lado, José Antonio Forcada, presidente de la Asociación Nacional de Enfermería y Vacunas (ANENVAC), incidió, en una jornada organizada por el Consejo General de Enfermería, en que los farmacéuticos deben tener el papel de “educadores en salud e informadores”. “Deben recomendar la vacunación, pero no administrarla”, insistió tanto en referencia tanto a vacuna antigripal como a los test de Covid.

Una de las cosas que demanda el profesional a los farmacéuticos es que estén preparados y “tengan materiales” frente a una posible reacción adversa a la vacuna. Para Forcada “ahora no es el momento” de hablar de vacunas en farmacias o de test de coronavirus ni de compararse con otros países. Argumenta que, si en zonas europeas los farmacéuticos vacunan o hacen test es porque “no tienen nuestro sistema sanitario ni nuestras condiciones para realizar campañas de vacunación”.

Además, Jiménez realiza una valoración de la iniciativa propuesta por la Comunidad de Madrid sobre el hecho de realizar test de antígenos en las Farmacias. A este respecto, el internista asegura que estas pruebas deben hacerse en un contexto sanitario y con las correspondientes estructuras. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.