vie 28 febrero 2020. 15.00H
Jaime Recarte
"La Medicina Interna tiene dos almas: la generalista y la superespecializada", sin embargo ambas no cuentan con el mismo peso, puesto que, así como la segunda, "tiene su factor de impacto y su industria"; el alma generalista ("que es la que identifica a los profesionales"), "está huérfana". Así lo ha manifestado Jordi Varela, consultor y docente de Esade, en la mesa de apertura de la II Reunión del Grupo de Gestión Clínica de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI).

Así, según Varela, actualmente los especialistas en Medicina Interna son tanto los encargados de tratar los casos complejos de los pacientes pluripatológicos, entendiendo al paciente de forma global, como de abordar patologías autoinmunes sistémicas, infecciones y problemas de tipo superespecializado. De ahí que se haya preguntado: "Si esta cuestión  no la resuelven los internistas, ¿quién lo hará?".

Jordi Varela, explica las "dos almas" de la Mecina Interna.

Y es que, tal como están organizados los centros hospitalarios desde los años 60 a través de las unidades de hospitalización, "el alma generalista está perdida en la fragmentación" de los servicios. De hecho, según ha manifestado Varela, el hospital fragmentado exige a los médicos internistas "una agenda multitasking" mientras que lo que necesitan es "continuidad asistencial".

"Todos los signos de la medicina fragmentada están dando unos resultados clínicos pésimos", ha señalado el consultor, autor de un blog de referencia en gestión clínica. En su opinión, los internistas necesitan de un trabajo multidisciplinar pero no cuentan con las herramientas para desarrollarlo. Así, según el estudio Recalmin, los internistas han reconocido dedicar su tiempo a urgencias, hospitales de corta estancia, paliativos, hospital de media instancia, consultas externas, apoyo a servicios quirúrgicos, participación en programas de Medicina Comunitaria como consultores, contacto con Atención Primaria… "Esta manera de trabajar os consume", ha declarado Varela.

Por todo ello, el consultor ha insistido en la necesidad de abandonar este modelo de atención, y apostar por una visión generalista de la atención sanitaria. Así, en opinión de Varela, el hospital del futuro debe organizarse en tres modelos: "Hospital 'factory', que sería el equivalente de la Atención Primaria; hospital de congestión y hospital generalista". "Este espacio de congestión es un espacio a pactar como válvula de escape", ha explicado Varela.


Equipos multidisciplinares


Así, todo el trabajo del hospital generalista debe organizarse en "equipos multidisciplinares", por procesos y no por patologías, puesto que, tal como está organizado actualmente el sistema, en Medicina Interna ingresan aquellos pacientes crónicos y pluripatológicos que no son aceptados por los otros servicios.

Además, este hospital del futuro debe desarrollarse conjuntamente con la Atención Primaria y trabajadores sociales, que eviten el problema de las "altas sociales", es decir, cuando el paciente recibe el alta clínica, pero los familiares o cuidadores señalan que "no está para llevárselo a casa".

De esta forma, Varela ha llevado hasta la Reunión de Gestión Clínica la propuesta de la Medicina generalista o Medicina 'hospitalista'. Según esta visión, las competencias clave de los médicos internistas serán la "evaluación general e integral"; el "trabajo en equipo multidisciplinar"; y "la decisión clínica compartida".

Así, en el hospital del futuro, Medicina Interna debería ser el centro de la atención sanitaria, basado en la Atención Primaria y sobre el que pivote la atención superespecializada. Por último, ha recordado la necesidad de contar con la experiendia de los pacientes a la hora de implantar este modelo. "La Medicina Interna será un servicio clave para organizar el hospital generalista del futuro", ha señalado Varela.

Imagen de la ponencia de Jordi Varela durante la II Reunión del Grupo de Trabajo de Gestión Clínica de la SEMI.



Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.