"Interna y Familia están obligadas a entenderse, no puede haber un abismo"

"Ambas especialidades comparten la visión holística del paciente", señala Bernardo Sopeña, médico internista

Bernardo Sopeña.
"Interna y Familia están obligadas a entenderse, no puede haber un abismo"

Bernardo Sopeña conversa con Redacción Médica.

“No podemos que permitir un abismo entre la Medicina Interna y la Medicina de Familia. Están llamadas a entenderse”. Así de tajante se expresa el médico internista de la Unidad de Enfermedades Autoinmunes Sistémicas del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela, Bernardo Sopeña, quien asegura que ambas especialidades comparten “una visión holística del paciente”. Por este motivo, considera que “ninguna de las dos puede decir: ‘este paciente no es mío’”.

En este sentido, Sopeña ha puesto en valor la labor de las Unidades Funcionales de procesos integrados con Atención Primaria que, por ejemplo, actúan en el ámbito del Servizo Galego de Saúde (Sergas). Estos equipos permiten “abrir y crear cauces de comunicación eficaces y ágiles entre Primaria y Medicina Interna”

En el caso de Galicia, “la entrada del proceso se hace por e-interconsultas, teléfono corporativo, e-mail, y en las sesiones conjunta”. Precisamente, a través de estas e-interconsultas “el médico de Familia de Atención Primaria escribe el problema o lo que le preocupa del paciente. Después, a nosotros nos llega vía informática y vemos la interconsulta, revisamos todos los datos de la historia clínica compartida, y tanto Primaria como nosotros tenemos todos los datos clínicos y radiológicos del paciente”, explica.

De este modo, se consulta y prioriza la atención”. Así se logra que el paciente esté “siempre protegido ante cualquier incidencia que exista”. “Es una atención que deja en el centro al paciente”, asegura.


Bernardo Sopeña durante su intervención.

Bernardo Sopeña durante su intervención.


Una visión holística


Durante su intervención en la XII Reunión del Grupo de Enfermedades Autoinmunes Sistémicas (GEAS) de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), Sopeña ha defendido, precisamente, la visión holística del médico internista, lo cual le hace “particularmente idóneo en aquellas enfermedades o precoces que afectan simultáneamente a múltiples órganos o sistemas”.


Asimismo, ha insistido en la necesidad de reforzar la colaboración entre ambas especialidades, teniendo claro cuál es el ámbito de actuación de cada una de ellas así como los elementos en común. En este sentido, ha subrayado que la Medicina Interna sufre un “problema de definición”. “En una encuesta en Galicia a la población sobre qué es un médico internista, una persona respondió que es aquel médico que está contratado de forma eventual”, ha explicado a modo ilustrativo.

Por eso, ha recordado que la Medicina de Familia se circunscribe al ámbito de la Atención Primaria y cuya capacitación específica se engloba en el ámbito de la Medicina preventiva. Mientras, el caso del médico internista, su atención sanitaria es de tipo hospitalaria y está circunscrito a la actuación en “situaciones agudas”, en las que el paciente ya tiene un diagnóstico definido.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.