¿Es posible una historia clínica compartida con centros sociosanitarios?

El desarrollo de la atención en residencias es una de las principales debilidades del sistema de cronicidad

Jesús Díez Manglano, vicepresidente primero de la SEMI.
¿Es posible una historia clínica compartida con centros sociosanitarios?
lun 11 marzo 2019. 12.25H
El poder disponer de una historia clínica común y compartida entre Primaria y hospital es un beneficio innegable para favorecer una atención continuada al paciente crónico pero “lo que falta es que haya una historia clínica común incluyendo el sector sociosanitario”.

Díez Manglano: "Horizonte 2025 es una alianza por la cronicidad".

Así lo explica Jesús Díez Manglano, vicepresidente primero de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), con motivo de un debate sobre el Horizonte 2025 en el marco del XI Congreso Nacional de Atención Sanitaria a Pacientes Crónicos, celebrado en Mérida (Badajoz). La historia común coordinada a través del Consejo Interterritorial sería una de las medidas más beneficiosas de atención a crónicos a nivel estatal.

“El despliegue de la historia electrónica común es muy variable: cada comunidad tiene su modelo de historia, en algunos casos solo hay en Atención Primaria por un lado y hospitalaria por otro; en otras comunidades hay historias clínicas compartidas comunes, y lo que falta es que se incluya el sector sociosanitario”.

El problema, explica el internista, es que “la atención sociosanitaria en España no es pública, hay muchos centros, residencias de ancianos, etc. que son privados y de alguna manera hay que articular cómo se comparte esa información y si se puede llegar a hacerlo”.


Desigualdad en la estrategia de cronicidad


El Horizonte 2025 es un proyecto multilateral que une a sociedades científicas, administraciones sanitarias y asociaciones de pacientes que pretende hacer un mapa de la cronicidad en España atendiendo a variables como el sexo, edades y las diferencias entre comunidades autónomas. El objetivo es concienciar a los decisores para que tomen medidas para la mejora de la atención a pacientes crónicos.


El internista "tiene un papel fundamental en la cronicidad en cuanto a que es el principal generalista hospitalario"


Sobre las diferencias autonómicas, Díez Manglano sostiene que hay más bien una “desigualdad en cuanto al despliegue” de medidas. No habla de inequidad sino de que “hay comunidades que han desplegado más una serie de aspectos, mientras que otras lo han hecho con otros”.

En este contexto, el internista tiene “un papel fundamental en cuanto a que es el principal generalista hospitalario”. Recuerda que no todos los hospitales tienen todas las especialidades “y son los internistas los que tienen que atender a estos pacientes”.

Además, son los que tienen “un entendimiento más fácil con los médicos de Atención Primaria, porque los dos comparten una visión común de atención sanitaria a los pacientes”.

De izquierda a derecha, la mesa sobre Horizonte 2025: Boi Ruiz, vicepresidente de la Fundación Humans; Francisco José Sáez, vicepresidente de SEMG; Jesús Díez Manglano; Emiliana Vicente González, presidenta del Consejo General del Trabajo Social; y Manuel Arellano Armisen, vicepresidente de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.