20 de octubre de 2017 | Actualizado: Jueves a las 21:20
Especialidades > Medicina Interna

"Aprendamos a cuidar 'la salud' de la enfermedad"

María Soledad Sánchez, del Programa 'Paciente Activo' de Asturias

María Soledad Sánchez, miembro del Comité Organizador de la IV Conferencia del Paciente Activo.
"Aprendamos a cuidar 'la salud' de la enfermedad"
Sábado, 04 de marzo de 2017, a las 16:00
Pacientes con enfermedad crónica, cuidadores y familiares desarrollan, desde hace tres años, el Programa Paciente Activo de Asturias, que parte de una serie de seminarios impartidos por voluntarios formados por la Consejería de Sanidad, a menudo los propios enfermos que han recibido la instrucción que se movilizan, de forma altruista, para enseñar lo aprendido a otros en su lugar.

Así ha descrito la iniciativa a Redacción Médica María Soledad Sánchez, miembro del Comité Organizador de la IV Conferencia del Paciente Activo, que se celebra en el contexto del Congreso organizado por la SEMI y Semfyc, en concreto durante su última jornada, a partir de siete comunicaciones orales aceptadas para su difusión, entre otras actividades.

“Una frase que sintetiza lo que buscamos es que hay que cuidar la salud de la enfermedad”, es decir, los pacientes han de aprender a convivir con su patología crónica manteniéndola controlada, concepto fundamental para comprender una nueva manera de relacionarse con el sufrimiento físico y mental.

“Se trata de empoderar a los pacientes crónicos y a sus cuidadores para que sepan gestionar la enfermedad, ése es el propósito principal”, ha recalcado.

Talleres de seis semanas a coste cero

Para ello, las autoridades sanitarias asturianas han comprendido que son los propios pacientes quienes más se ayudan a sí mismos si se les facilitan los medios necesarios para ellos como, por ejemplo, este programa específico del Gobierno autonómico.

“Su coste en realidad es cero, pues son los propios enfermos que acuden a los seminarios los que, después, se enrolan de forma voluntaria para formar a otros y formar así una cadena” creciente de personas que, por otra parte, no se reúne necesariamente siquiera en centros de salud u hospitales, sino en asociaciones de vecinos y lugares preestablecidos para el intercambio social y comunitario, ha explicado Sánchez.

“La persona aprende con este programa a gestionar su enfermedad crónica, lo que equivale a tomar las riendas de su vida; entre otras muchas cosas, se les enseña a tomar de forma adecuada su medicación, adaptar el ejercicio físico a sus posibilidades y, en fin, mantener un pensamiento positivo que les ayude a vivir con ello”, ha concluido.