Los facultativos aseguran que en las últimas ocasiones les pusieron unos servicios mínimos abusivos y rechazan un parón

Primaria, con las 'manos atadas' para una huelga: "Nos quitaron ese poder"
Antonio Pro-Ledesma, Celia Gómez, Isabel Giménez, Gabriel del Pozo, José Polo y Cristóbal Coronel.


20 abr 2022. 18.00H
SE LEE EN 3 minutos
Atención Primaria se encuentra en una encrucijada para poder reivindicar una mejora de condiciones laborales y asistenciales. Por un lado, según demandan, desde el Ministerio de Sanidad no se reúnen con ellos ni les tienen en cuenta para la elaboración de estrategias y planes. Mientras que por el otro, no se lanzan a una huelga porque consideran que les han quitado ese derecho.

“Las circunstancias de negociación están muy atomizadas y es muy difícil organizar una huelga. Como servicio esencial que somos, nuestros servicios mínimos son máximos. En la última huelga que hicimos, los servicios mínimos que nos pusieron superaban la cuota habitual. En definitiva, nos han quitado el poder de ir a la huelga”, detalla la secretaria de Atención Primaria de CESM, Ana Jiménez, durante el evento organizado por el Foro de Atención Primaria para celebrar su Día Mundial.

Ante esta imposibilidad de ejercer el derecho a huelga, las ocho organizaciones que conforman el Foro han coincididen en que deben recibir ayuda de los pacientes y los medios de comunicación para que los políticos les presten la atención sanitaria. “Con la crisis del combustible, ya hemos visto que en España solo se solucionan las cosas si se queman neumáticos y se hacen piquetes”, resalta de forma irónica Antonio Fernández Pro-Ledesma, presidente de SEMG.

Para Gabriel del Pozo, secretario de CESM, la solución no solo debe venir de los profesionales. “Tal vez nos tenemos que juntar con las asociaciones de pacientes y ver qué se puede hacer de lo que tenemos en el catálogo, exponiendo que el resto es culpa de quien nos gobierna, ahora y antes. Por ello, estamos sufriendo los profesionales y los pacientes”.

A la espera de una reunión de Sanidad


Otra de las cuestiones que encasilla a Primaria es la falta de interlocución con Sanidad. “Hemos pedido a la ministra de Sanidad una reunión y llevamos más de un año esperando”, resaltan fuentes del Foro de Atención Primaria. Un periodo de tiempo en el que desde el Ministerio sí que se han llevado a cabo reuniones con las comunidades autónomas para solventar estas carencias y donde se ha llegado a presentar un Plan de Acción para acometer las medidas más urgentes recogidas en el acuerdo Marco Estratégico de la Atención Primaria y Comunitaria de 2019.

Por todo ello, desde el Foro de Atención Primaria entienden que lo que hace falta es "voluntad política" y consideran que la actual clase política no conoce los problemas que hay. “Si tenemos que reivindicar algo es la voluntad política. No hemos avanzado absolutamente nada, cero. O se atiende las reivindicaciones o el año que viene estaremos con las mismas cuestiones”, resalta Pro-Ledesma.

Un sentir que comparte Cristóbal Coronel, presidente de la  Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (Sepeap) quien va un paso más allá. “Por ley, todos los políticos deberían ir a la sanidad pública. Así, al menos verían los problemas”. Y es que, como asegura Pro-Ledesma, el 70 por ciento de la clase política no conoce el problema porque va a la sanidad privada. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.