Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45
Especialidades > Medicina de Familia

Médicos de Familia llaman a superar los estereotipos al hablar de sexo

La consulta sexual puede ayudar a pacientes con patologías crónicas a mejorar su vida íntima

Médicos de Familia llaman a superar los estereotipos al hablar de sexo
Redacción
Martes, 07 de noviembre de 2017, a las 09:05
“Es curiosa la naturalidad con la que en la consulta a veces preguntamos al paciente por sus heces, o el color y viscosidad de su esputo, y en cambio nos frenamos al hablar de sexo”. Laura Clotet, médica de Familia del SAP Barcelonès Nord i Maresme y miembro del grupo de sexualidad de Camfic, ha hecho un llamamiento a huir de estereotipos y falsas creencias sobre el sexo en la consulta de Primaria.

Las enfermedades crónicas se asocian con frecuencia a disfunciones sexuales, tanto relacionadas con factores físicos como emocionales o psicológicos. Dudas sobre cómo llegan a afectar o las consecuencias de practicar sexo según en según qué determinados estados de salud son frecuentes en el primer nivel asistencial.

“Como médicos y médicas de Familia debemos poner nuestros conocimientos de Medicina al servicio de los pacientes, sobre todo en momentos de enfermedad, y explicar, por ejemplo, a una persona con párkinson cómo tomar la medicación para que en el momento de la actividad sexual el temblor o rigidez sea menos intenso, o a una persona con EPOC grave que haga antes del sexo media hora de oxígeno y un broncodilatador, o enseñar técnicas de bajo coste para pacientes con cardiopatía, o posturas para pacientes con fractura de cadera o embolia”, destaca Clotet.

Casi todos los medicamentos tienen efectos sobre la sexualidad pero tener una patología crónica no significa tener que renunciar al sexo sino adaptarse a una nueva situación. “Hay que preparar el momento, elegir la hora del día en la que se tenga más energía y menos molestias, ajustar la medicación para que sus efectos faciliten la actividad sexual y huir de los mitos y las falsas expectativas”.

Según Clotet, hay mucha desinformación sexual, moviéndonos “entre dos extremos: el sexo pornográfico y el sexo romántico”, por lo que se necesita formación en los propios médicos para huir de patrones erróneos y saber hablar de sexo con nuestros pacientes.

Por otro lado, las consultas más habituales sobre sexo en los chicos jóvenes trata de la eyaculación precoz y la disfunción eréctil. En las mujeres, las consultas son por trastornos como la anorgasmia o la falta de deseo, que también es motivo de consulta entre los hombres.