Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:00
Especialidades > Medicina de Familia

Las dos polémicas elecciones de la troncalidad

El CEEM considera que este planteamiento se adecuaba más a los planes antiguos de licenciatura

Leonardo Caveda.
Marcos Domínguez
Miguel Fernández de Vega
Jueves, 27 de octubre de 2016, a las 21:00

El cambio formativo que va a suponer la troncalidad en la Medicina sigue encontrando rechazos, acentuados tras la aparición del borrador del programa del tronco, adelantado por Redacción Médica.

“Está claro que la troncalidad saldrá adelante”, sostiene Leonardo Caveda, vicepresidente saliente de Asuntos Externos del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM). “No nos vamos a quedar en el 'no' sino que queremos que salga adelante lo mejor posible”.

Y para el CEEM lo mejor posible es eliminando la doble elección de tronco, al principio, y especialidad, dos años después. “Queremos que se elija tronco y especialidad en un solo acto, de manera que al empezar la residencia ya sepas qué especialidad vas a realizar una vez termines ese tronco”.

Caveda lo argumenta poniendo sobra la mesa la incertidumbre del residente al hacer la segunda selección, donde se puede encontrar sin la plaza que desea y para la que ha estado esperando dos años. Esta doble elección se puede entender “pensando en los planes antiguos de licenciatura, más teóricos que los actuales del Plan Bolonia”.

Con estos, las prácticas han aumentado. “Cuando acabas la carrera, uno ya ha rotado por el número suficiente de sitios”. Por tanto, no cree que tenga sentido esa espera desde la elección del tronco para optar por la especialidad.

Mesa sobre la troncalidad en el Congreso. De pie, Ana de Santiago, vicepresidenta de Semergen Madrid. Sentados: César Lozano, Ana María Arbaizar -voca de la Comisión Nacional de la Especialidad- y Leonardo Caveda.

Mesa sobre la troncalidad en el Congreso. De pie, Ana de Santiago, vicepresidenta de Semergen Madrid. Sentados: César Lozano, Ana María Arbaizar -voca de la Comisión Nacional de la Especialidad- y Leonardo Caveda.

Perder las esencias

Por su parte, César Lozano, vicepresidente de la Comisión Nacional de la Especialidad de Farmacia Familiar y Comunitaria, ha hecho un repaso de las consecuencias para la Atención Primaria de la nueva estructura formativa en el marco del 38 Congreso de Semergen.

Ve un retraso en la superespecialización, que hace que la Medicina de Familia pierda competencias que realiza actualmente, como cirugías menores, traumatología, pediatría o atención a la mujer. “Queremos que la formación transversal sea lo más completa posible”, ha sostenido.

“Vamos a perder un primer contacto con la Atención Primaria para los que han decidido que quieren ser médico de Familia”, ha advertido. “Perderemos esencias que nos costará recuperar”. En el lado positivo, “si conseguimos que se plantee bien”, la especialidad podrá ganar mucho en cuanto a visibilidad.