Redacción Médica organiza junto a Camfil la webinar 'Tratamiento de aire frente al SARS-CoV-2 en clínicas dentales'

Filtros HEPA: creando espacios seguros frente al Covid en clínicas dentales
Gonzalo Pascual, Sonia Navarro, Antonio Montero, Mario Hernández,Jaime Sánchez y Josep Ventura.


29 mar 2021. 11.40H
SE LEE EN 11 minutos
La crisis sanitaria provocada por la pandemia de Covid-19 ha propiciado multitud de cambios en nuestro día a día, todos ellos a fin de evitar la propagación del virus. A las políticas implementadas para reducir el número de contagios, como la distancia social, el lavado de manos y el uso de la mascarilla, se suman otras como el tratamiento del aire para minimizar la transmisibilidad del SARS-CoV-2, especialmente tras demostrarse la importancia de abordar el contagio por aerosoles.

La emergencia causada por el Covid-19 ha llevado a que dispositivos asociados al uso hospitalario o industrial se instalen en otros emplazamientos para garantizar así la seguridad de los profesionales y los usuarios. Este es el caso de los filtros HEPA, una tecnología que ha llegado a distintos escenarios en esta situación de pandemia para reducir esas posibilidades de contagio por aerosoles.

Para conocer mejor sus funciones y su usabilidad dentro de espacios como las clínicas dentales, Redacción Médica ha organizado junto a Camfil la webinar 'Tratamiento de aire frente al SARS-CoV-2 en clínicas dentales'. Un seminario online en el que se ha planteado la incertidumbre existentes y las soluciones ante esta problemática.

Sonia Navarro, redactora en Redacción Médica, junto a Mario Hernández, responsable de la División Hospitalaria de Camfil España.


Mario Hernández, responsable de la División hospitalaria de Camfil España, comenzaba afirmando que "el aire limpio es un derecho del ser humano. Por ese motivo, hay que intentar aclarar qué medios, qué situaciones se han utilizado y cómo hemos actuado en esta época con las clínicas dentales".

Clínicas dentales en la pandemia de Covid-19


La transmisión del Covid-19 por aerosoles fue la temática que abordó Gonzalo Pascual, jefe de Seguridad Biológica y Biocontención del Centro de Investigación en Sanidad Animal. En su exposición, detalló que “aproximadamente 70 de cada 100 individuos infectados por coronavirus son asintomáticos. Aún siendolo pueden llevar a cabo la transmisión de la enfermedad, es decir, alcanzan la dosis infecciosa suficiente como para poder ser transmisores de este virus”.

Gonzalo Pascual, jefe de Seguridad Biológica y Biocontención del Centro de Investigación Sanitaria Animal, expone la transmisión de patógenos por aerosoles.

Diferentes estudios han demostrado la importancia de los aerosoles. A pesar de ello, Pascual lamentaba que la  Organización Mundial de la Salud (OMS) siguiese insistiendo en "no reconocer abiertamente que un agente biológico que afecta a las vías respiratorias se transmite por el aire en forma de aerosol”.

Entre los ejemplos que expuso sobre esta forma de contagio, el jefe de Seguridad Biológica y Biocontención afirmó que al hablar “la dosis infecciosa en aerosoles, respecto a la distancia, es de entre 100 y 2.000 veces superior al de las gotas, una evidencia mayor de que el principal factor de transmisión de SARS-CoV-2 es por la vía aerosol”.

Una posibilidad de contagio que se puede reducir drásticamente con la renovación del aire que hay en el interior de una sala: “Llegar a las seis, las ocho o hasta las 10 renovaciones/hora es importante porque se consigue reducir la permanencia del aire original gracias a esa cantidad de renovaciones por hora”.

Esta situación ha afectado directamente al sector de la Odontología, como indica Antonio Montero, presidente del Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Madrid, ponente de este seminario online en el que que explicó cómo la profesión había hecho frente a esta pandemia sin tener un protocolo exacto que les indicase cómo actuar y cómo garantizar la seguridad de los profesionales y los pacientes.

Necesidad de filtrar el aire para reducir la transmisión


Antonio Montero, pesidente del Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Madrid, analiza la situación de las clínicas dentales en la pandemia de Covid.

"Los estudios sobre aerosoles disponibles están establecidos en las UCI y, en general, la mayor carga vírica se produce cuando al paciente lo intuban o lo desintuban porque genera una serie de toses con fluidos de la nasofaringe que tienen una carga vírica importante. En el caso de los odontólogos, los aerosoles que generamos son agua proyectada por la turbina o agua pulverizada donde puede haber una contaminación de la saliva del paciente, no es una contaminación tan profunda como la nasofaringea. En cualquier caso, el riesgo existe. De hecho, somos una de las profesiones que necesita vacunación previa porque estamos en primera línea en cuanto a la posibilidad de infección", aseguraba durante su exposición el presidente del COEM.

“No hay un protocolo exacto de las medidas que una clínica dental debe tener en relación al aire. Tampoco hay una normativa a nivel de la administración en la que la dirección de inspección nos hayan obligado a colocar determinado dispositivo para renovar el aire”, afirmaba Montero, señalando que las clínicas dentales habían llevado a cabo planes sin tener “una certidumbre de lo que funciona y de lo que no”.

Una seguridad de actuación que Gonzalo Pascual resolvía afirmando que “hay que mejorar los sistemas de extracción de aire, localizando el foco emisor bajo el básico principio preventivo de actuación sobre foco, medio y transmisor. Y si no es posible la extracción localizada, realizarlo en un sistema general de ventilación o de climatización”, y recalcaba que “indudablemente hay que filtrar el aire con filtros HEPA homologados, ensayados, acreditados y normalizados”.

Jaime Sánchez, director Comercial de Camfil España, analiza las soluciones de tratamiento de aire frente a agentes biológicos con los filtros HEPA.

En este sentido, Jaime Sánchez, director comercial de Camfil España, mostraba la importancia de contar con filtros HEPA que tuviesen el respaldo de distintas normas internacionales para garantizar su eficacia y seguridad. “Actualmente hay un consenso generalizado en torno a que la principal vía de transmisión del Covid-19 es el aire a través de aerosoles y, en este sentido, la solución que también está consensuada es el filtro HEPA”.

"Todos los filtros han de llevar un certificado individual en base a la norma EN 1822. Los filtros tienen que tener un número de serie individual que garantice una trazabilidad y un cumplimiento de las normas. Además hemos de buscar una baja de pérdida de carga inicial y un crecimiento lento de esta a lo largo de la vida útil del filtro", explicaba el director comercial de Camfil España.

Filtros HEPA con garantía en su uso y eficacia


“Las normas EN 1822 o ISO 29.463 nos dicen que para poder certificar un filtro tenemos que hacer un test en un banco de ensayo. De esta forma, se determina su eficacia y si existen fugas. Esto generará un certificado que será único para cada filtro HEPA, de tal forma que nos permita una trazabilidad y una garantía de que estamos cumpliendo con la eficacia que buscamos para la aplicación. Esta certificación es un derecho del usuario y es una obligación para el fabricante de filtros de aire”, afirmaba el director comercial de Camfil España.

También respondía a la pregunta de por qué un filtro HEPA es lo más eficaz si lo que se quiere es filtrar un agente biológico como un virus o una bacteria. “En principio, el virus SARS-CoV-2 sería muy difícil de retener por el tamaño que tiene, inferior a 0,15 micras. Además va adherido a otras partículas, como gotas o aerosoles. Pero, en este caso, un filtro HEPA H13 tiene una eficacia mínima para cualquier tamaño de partícula de un 99,95 por ciento. Esto está avalado, certificado y garantizado por la normativa”, y añadía: “En todos los casos buscamos un mismo objetivo, proteger a personas o a los procesos. Para ello se habla de una única técnica que es la filtración HEPA”.

Para minimizar los contagios, Jaime Sánchez recalcaba que "tenemos que tratar de ventilar utilizando cien por cien de aire exterior y el número correcto de renovaciones de aire. Pero, en multitud de casos, esto no es posible siendo la solución recircular el aire haciéndolo pasar por filtros HEPA".

Por último, Josep Ventura, responsable del Segmento Clean Process de Camfil España, presentó los dos modelos orientados a la práctica en clínicas odontológicas: City H y City M.

Reducción drástica de los niveles de aerosoles


Josep Ventura, responsable de Segmento Clean Process en Camfil España, explica las aplicaciones de los filtros HEPA en las clínicas dentales.

“La característica de los equipos diseñados es la incorporación de los filtros HEPA H14. Cumpliendo la normativa EN 1822, tienen una eficacia del 99,99 por ciento sobre cualquier diámetro de partículas, incluidos los virus. Además, buscamos equipos de bajo consumo energético y de bajo nivel sonoro para no molestar en el día a día de las clínicas. La unidad tiene que ser de fácil instalación y movimiento, que pueda ser instalada en una clínica o en otra dependencia dependiendo de la carga de trabajo que haya en ese momento. Con estos filtros se alcanzan hasta las 10 recirculaciones por hora en las zonas de alto riesgo”, detallaba Josep Ventura para reiterar que lo que se busca es “una reducción drástica de los niveles de aerosol”, y apunta que "todos estos datos han sido previamente ensayados, analizados y contrastados con ensayos en clínicas dentales en diferentes países".

Además, Ventura destaca que se consigue eliminar los aerosoles en una media de 0,3-0,5: "Se reduce drásticamente los niveles de aerosol por debajo de una clasificación ISO 8, esta es una clasificación de sala blanca, por lo que se alcanzan niveles muy buenos en cuanto a calidad de aire".

Dentro de estos dos equipos, el dispositivo City M se ha desarrollado a partir de la experiencia de Camfil y el reconocimiento de contar con el certificado de la Asociación Internacional para las Alergias y el Asma: “Lo hemos hecho con la experiencia que teníamos y aplicando todo el conocimiento a nivel de contención biológica y de riesgo biológico, que es donde se aplican estos filtros. En estos momentos, hemos desarrollado el sistema para intentar cubrir las necesidades de las clínicas de todo el sector del tratamiento dental”.

Por último Mario Hernández, responsable nacional de la División Hospitalaria de Camfil España, recalcó que hay que seguir trabajando en este sentido porque “es algo incipiente y un mercado marcado por el desconocimiento, ya que en otros sectores como en los hospitales, laboratorios o la industria está más generalizado y protocolizado. Pero en las clínicas dentales hay que continuar informando sobre las ventajas de estos filtros HEPA para la seguridad de sus profesionales y pacientes”. 

De izq. a dcha.: Gonzalo Pascual, jefe de Seguridad Biológica y Biocontención del Centro de Investigación en Sanidad Animal; Antonio Montero, presidente del Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Madrid; Jaime Sánchez, director comercial de Camfil España; Josep Ventura, responsable del Segmento Clean Process de Camfil España; Sonia Navarro, redactora en Redacción Médica, y Mario Hernández, responsable de la División Hospitalaria de Camfil España.



Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.