29 de junio de 2017 | Actualizado: Miércoles a las 22:30

Menos muertes pero más ingresos por tromboembolismo pulmonar

Así lo muestra un estudio del Servicio de Neumología del Gregorio Marañón de Madrid

Martes, 07 de abril de 2015, a las 16:20
Redacción. Madrid
La tasa de hospitalizaciones por tromboembolismo pulmonar ha aumentado desde 2002 (20,4 casos por 100.000 habitantes) hasta 2011 (32,7 casos), aunque ha disminuido la duración del ingreso de 12,73 a 9,99 días de media, según ha mostrado un estudio realizado por el Servicio de Neumología del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid.

Se trata de una enfermedad en potencia mortal, que se produce cuando un trombo se desprende desde alguna parte del territorio venoso, migra y se enclava en las arterias pulmonares. En la mayoría de las ocasiones el émbolo procede de una trombosis venosa profunda de las extremidades inferiores.

El neumólogo Javier de Miguel.


El trabajo, firmado por el neumólogo Javier de Miguel y que ha contado con la colaboración de expertos en el Área de la Epidemiología y la Circulación Pulmonar, ha sido publicado en la revista European Respiratory Journal a partir del título Trends in hospital admissions for pulmonary embolism in Spain from 2002 to 2011.

Tras analizar 115.671 altas de pacientes ingresados por un tromboembolismo pulmonar durante un periodo de diez años, los resultados han mostrado también que la complejidad de los pacientes es cada vez mayor. De hecho, en el año 2002, el 54,95 por ciento de los pacientes tenía al menos una enfermedad asociada, cifra que se incrementó hasta llegar al 63,33 por ciento en el año 2011.

Reducción de las muertes durante el ingreso

Ahora bien, se ha reducido el porcentaje de pacientes hospitalizados por tromboembolismo pulmonar que fallece durante el ingreso, desde el 12,93 por ciento en el año 2002 hasta el 8,32 por ciento en el año 2011.

Asimismo, la tasa de incidencia de ingresos hospitalarios ha sido mayor en personas de más edad, en mujeres y con un mayor número de enfermedades asociadas. Estos factores también se relacionaron con la probabilidad de muerte durante el ingreso hospitalario.

La tendencia observada sobre la incidencia y la mortalidad es similar a la observada en otros países, aunque hasta la fecha no se había puesto de manifiesto en España, al no haberse realizado con anterioridad un estudio de esta magnitud y con estas características.