12 dic 2018 | Actualizado: 21:10
sáb 17 noviembre 2018. 19.00H
La evolución de la sanidad ha llevado a sus directivos de la salud a ser mucho más que meros trabajadores. La incidencia directa de su trabajo en la vida de los ciudadanos y la proyección social que han adquirido, han evidenciado la importancia de integrar el branding a su trabajo. La marca personal se ha convertido en requisito para unos profesionales que, a su vez, luchan porque el concepto de profesionalización llegue a unos sueldos que muchas veces se ven reducidos al asumir responsabilidades.


La importancia del directivo de la salud en el funcionamiento del sistema sanitario está fuera de duda. Sin embargo, la discrepancia aparece cuando se aborda la forma de ejercer ciertos cargos. En ese sentido, la gerente del Hospital Virgen del Rocío (Sevilla), Nieves Romero, ha abogado por ser "valientes y transgresores" durante el X Encuentro Global de directivos de la Salud que se ha sido organizado por Sanitaria 2000. "Implica tomar decisiones difíciles e impulsar que se salga de la zona de confort a través del liderazgo", ha aseverado.

Acceso a todas las imágenes del X Encuentro Global de Directivos

Condiciones laborales y proyección pública del directivo: salarios y marca personal.

En una línea parecida se ha manifestado la responsable de la sección de Atención Sociosanitaria del Servicio Navarro de Salud, Mercedes Ferro. “La marca personal es una ventaja para hoy, pero un requisito para mañana”. “Ya vale de que se nos llene la boca de decir lo buenos que somos; la sociedad no debe aceptar directivos que manejen unos tiempos de evolución tan lentos”, ha añadido.

La importancia de la marca personal ha dado paso al punto más importante del debate, centrado en la profesionalización de la labor y la remuneración de la misma. Sobre ese punto, el responsable de la Gerencia de Gestión Integrada de A Coruña, Luis Verde, ha sido el más rotundo: “Llevo 22 años en esto y la profesión de directivo de la salud progresa adecuadamente hacia un empeoramiento consolidado”. En ese sentido, el gerente del Área de Salud de Mérida, Juan Carlos Escudero, ha apuntado durante el debate que “el médico es el principal damnificado de la pérdida de dinero cuando accede a la gestión”. Esta situación ha sido rechazada diametralmente por Nieves Romero: “No podemos permitirlo”.

Diferencias salariales


“Las tablas salariales dejan ver diferencias de hasta el 29 por ciento en cargos de dirección entre sistemas regionales de salud”, ha apuntado Ferro, que ha coincidido con todos los ponentes en la necesidad de establecer una norma que regule este aspecto y acabe con las diferencias actuales. Sobre este aspecto Saturnino Mezcua, asesor del sindicato UGT, ha destacado la falta de referencias a la hora de establecer el salario de los gestores, a la vez que ha apuntado la necesidad de “definir hasta qué punto un cargo debe considerarse directivo”.

También se ha referido a la profesionalización el portavoz del Partido Popular en la Comisión de Sanidad de la Asamblea de Extremadura, José María Saponi, para quien el directivo de la salud “tiene que estar sujeto a supervisión a través de unos objetivos”. “Muchas veces no se decide un cese por falta de resultados, sino por cambios en el Gobierno”, ha incidido el político.

Momento durante la mesa de debate.

Momento durante la mesa de debate.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.