Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 13:20
Conocimiento > Formación

Tres comunidades perderán residentes pese al aumento de plazas para 2017

El aumento general de plazas en la formación sanitaria especializada no se percibe en todas las CCAA

Los aspirantes al MIR durante el acto de elección de plazas.
Tres comunidades perderán residentes pese al aumento de plazas para 2017
José A. Puglisi
Jueves, 15 de septiembre de 2016, a las 12:40
Tres autonomías recibirán menos residentes en 2017. El Ministerio de Sanidad publicó que la oferta de la formación sanitaria especializada crecería un 3,7 por ciento, hasta las 7.772 plazas (230 más que el año pasado). Sin embargo, el aumento no está presente en todas las comunidades de España. Madrid, Galicia y Castilla y León han reducido las vacantes para futuros residentes en comparación con la convocatoria anterior, siendo las únicas del país en moderar su oferta.

Galicia ha sido la que ha registrado el mayor ‘recorte’ en comparación con 2016. Las plazas para residentes han pasado de 381 en la anterior convocatoria a las 376 abiertas para este año, lo que representa un total de cinco residentes menos o una contracción del 1,31 por ciento en el número de cupos habilitados para la formación especializada en las disciplinas MIR, EIR, FIR, BIR, PIR y RQIR. Sin embargo, no ha sido la única con esta tendencia.

La Comunidad de Madrid y Castilla y León también contarán con menos residentes. En el caso de la capital, el ajuste para esta convocatoria será mínimo, al pasar de 1.505 nuevos futuros especialistas a 1.504, por lo que sólo se ha eliminado una plaza. Un caso similar al de Castilla y León, donde la oferta ha caído en dos vacantes (0,45 por ciento), por lo que se contarán con 436 residentes frente a los 438 registrados durante el 2015-2016.

En el otro extremo están las autonomías de Castilla-La Mancha, Cataluña, País Vasco y Comunidad Valenciana, donde se han registrado los aumentos más significativos de la actual convocatoria. El mayor incremento es el obtenido por Castilla-La Mancha, que ha pasado de 255 nuevos residentes a 328, por lo que suma 73 profesionales sanitarios a su equipo (22 por ciento más). Le sigue Cataluña que ha saltado de 1.170 cupos a 1.219, lo que representa un incremento de 49 vacantes o un 4 por ciento. Cerca se ha quedado el País Vasco que ha sumado 43 cupos (de 329 a 372), mientras que en la Comunidad Valenciana han sido 28 (de 735 a 763).