13 nov 2018 | Actualizado: 19:10
Formación sanitaria / MIR

La buena formación del MIR cuesta "horas de sueño y vida personal al tutor"

Charlie Massey, presidente de los médicos británicos, denuncia el abuso que sufren estos profesionales

Uno de cada tres tutores reconoce no tener tiempo para el MIR.
La buena formación del MIR cuesta "horas de sueño y vida personal al tutor"
sáb 09 diciembre 2017. 10.40H
Redacción
El papel del tutor MIR es fundamental para el residente en su aprendizaje, sobre todo a la hora de obtener y capacitar sus conocimientos médicos. Parece obvio pensar que estos ‘profesores’ tienen que tener un reconocimiento extra ante la ardua tarea que desempeñan. Un informe sobre el entorno de capacitación de los MIR elaborado por el Consejo Médico General (GMC por sus siglas en inglés) de Reino Unido demuestra que su tarea de enseñanza depende en la mayoría de los casos de la buena voluntad y los sacrificios personales que realiza cada uno de los tutores hacia el residente. 

A raíz de una encuesta respondida por más de 75.000 médicos, se observa que estos tutores sufren grandes niveles de presión y de carga de trabajo al desempeñar una tarea tan importante como la formación de los MIR. Tal es así, que la mayoría afirma que deben de adaptar sus costumbres y sus horarios de trabajo para poder atender a los residentes. En cifras, uno de cada tres tutores afirma que sus programas formativos no aportan un horario adecuado para poder cumplir con la tarea de tutor.

"Los tutores son la columna vertebral de la educación médica, y se debe hacer más para valorarlos y brindarles el apoyo que necesitan. Los gerentes deben asegurar que los tutores reciban los recursos y el tiempo suficiente para cumplir con sus responsabilidades de formación médica”, explica Charlie Massey, presidente del GMC, que asevera en la idea de que "no podemos dar por sentada la excelente calidad formativa de los residentes. Por eso, no podemos permitirnos el lujo de abusar de la dedicación y la buena voluntad de la mayoría de los tutores MIR”.

"Los MIR se encuentran en un entorno de formación continuada, pero para que esto siga siendo sostenible a largo plazo se debe apostar más por el trabajo del tutor. No es de recibo que este dedique su tiempo libre y fuera de su horario laboral para mantener en marcha este sistema formativo”, prosigue Massey. 

Sin embargo, a pesar de la carga de trabajo, la mayoría de los MIR continúan evaluando su formación como excelente.  Más del 75 por ciento de los residentes afirmaron que su formación era “buena” o “muy buena”. Aun así, el informe de GMC destaca los desafíos a los que se enfrentan los tutores en el futuro. Uno de cada cuatro tutores responde que se sienten incapaces de descansar durante su jornada laboral, debido a la carga extra de trabajo en la formación.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.