La convocatoria recogía una herramienta que permitía activar una segunda vuelta para cubrir plazas MIR no elegidas

El precedente que aplicó Sanidad en 2010 para cubrir plazas MIR desiertas
Instantes previos al inicio del examen MIR.


21 may 2022. 12.10H
SE LEE EN 3 minutos
No es la primera vez que el Ministerio de Sanidad ve como no es capaz de asignar la totalidad de la oferta MIR entre todos los aspirantes con derecho a plaza. Durante 2010, 2011, 2012, 2013 y 2014 la tendencia era que cada año quedaran más de 100 plazas sin cubrir, alcanzando en 2013 el récord de plazas desiertas con más de 500 disponibles al final de la última jornada del turno de asignación. Ante esta situación, el Ministerio de Sanidad tenía activado un mecanismo que permitía habilitar una segunda ronda en el turno de asignación entre los médicos extracomunitarios que estaban afectados por el cupo, ofreciéndoles a estos facultativos las plazas sobrantes con el objetivo de que no quedara ninguna plaza sin cubrir. Ahora, la situación se repite, con 217 plazas MIR públicas sin cubrir. 

Algo que tal y como recuerda Vicente Matas, coordinador del Centro de Estudios del Sindicato Médico Andaluz (SMA), era una solución que venía recogida expresamente en la convocatoria que se publicaba en el Boletín Oficial del Estado (BOE) de aquellos años. En la convocatoria de 2022 esa medida no viene recogida  por lo que de primeras el Ministerio de Sanidad no podría activar esa segunda vuelta para médicos extracomunitarios.

Sí explica a Redacción Médica que el ministerio “tiene el BOE en sus manos y mediante una resolución podría cambiar este problema permitiendo que esas 217 plazas disponibles se asignaran entre los médicos extracomunitarios que, afectados por el cupo, no pudieron elegir plaza al haberse este agotado en el número de orden 6.286”.

Matas cree que es “cuestión de voluntad” el que el ministerio “ponga solución a esta sangría de plazas sin cubrir en la asignación MIR, puesto que esta situación puede tener consecuencias devastadoras en los sistemas sanitarios dentro de cuatro años”. También sugiere que a la vista de los resultados de este año, Sanidad “debería de estudiar la posibilidad de reducir el porcentaje mínimo de respuestas acertadas para superar la nota de corte del examen MIR, el cual se encuentra actualmente en el 35 por ciento”. 

¿Qué pasaba en el pasado con las plazas MIR sin cubrir? 


Sin ir más lejos, este propio diario informaba en 2011 de como Medicina Familiar y Comunitaria había dejado 267 plazas MIR sin cubrir, 67 más que las que han sobrado este año. Al habilitar este segundo turno de asignación para los médicos extracomunitarios se consiguió que todas esas plazas desiertas terminaran cubriéndose.

Pero como recordaba Vicente Matas, fue una medida que se recogió en la convocatoria de 2010 de forma expresa y que permaneció durante los consiguientes años con el objetivo de no perder ninguna plaza MIR. A partir de 2015 esta medida desapareció al ver cómo la tendencia de plazas desiertas descendió drásticamente hasta dejar a cero o una plaza solo sin cubrir. Una predisposición que se ha mantenido hasta esta convocatoria. 

Ahora, Sanidad se vuelve a encontrar con el mismo problema del pasado. La pregunta es si volverá a aplicar la misma solución que se dio entonces.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.