Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 14:15
Política Sanitaria > Farmacia

La firma del nuevo convenio lleva la "paz social" a la oficina de farmacia

Ya está firmado el XXV convenio, que incluye incrementos salariales y de horas laborales

Alexia Lario (Fenofar), Gracia Álvarez (UGT) y José Luis Rodríguez Dacal (FEFE.
La firma del nuevo convenio lleva la "paz social" a la oficina de farmacia
Cristina Cebrián
Jueves, 19 de enero de 2017, a las 11:00
Escasas broncas pero numerosos sacrificios han llevado a un acuerdo para tres años. Así se podría definir el desarrollo y acuerdo que ha llevado al XXV Convenio Colectivo de farmacia, que la Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles (FEFE), la Federación Nacional de Oficinas de Farmacia (Fenofar) y la Unión General de Trabajadores (UGT) han firmado este jueves en Madrid.

Uno de sus firmantes, José Luis Rodriguez Dacal, presidente de FEFE, ha reconocido que la situación, hasta cierto punto, es inédita. “Por primera vez en muchos años llegamos a un acuerdo puntual en una fecha adecuada. Las pequeñas diferencias han quedado solventadas y nos proporcionará una paz social a las farmacias y sus trabajadores que nos permitirá mirar hacia el futuro”, unos argumentos con los que se ha mostrado de acuerdo Alexia Lario, presidenta de Fenofar.

“Tener un convenio firmado es una situación mejor que otras que hemos tenido en el pasado”, ha indicado por su parte Gracia Álvarez, de UGT, recordando la elevada ligiosidad con la que se negoció el anterior acuerdo. “Como en toda negociación ha habido un margen de insatisfacción, pero también la necesario voluntad de acuerdo”.

Alexia Lario, Gracia Álvarez y José Luis Rodríguez Dacal, después de firmar el convenio colectivo de farmacia.

Alexia Lario, Gracia Álvarez y José Luis Rodríguez Dacal, después de firmar el convenio colectivo de farmacia. 


Para ello ambas partes han tenido que hacer sus sacrificios: la patronal ha tenido que ceder en el plano de sueldos (habrá un aumento salarial global de más del 5 por ciento entre 2017 y 2019) y la patronal en el de horas laborales (asumen siete más que en el anterior convenio). Sin embargo, estas no han sido las únicas renuncias que han tenido que hacer ambas partes.

Según fuentes de la negociación, en noviembre había una gran cantidad de propuestas y cambios encima de la mesa que todavía se tenían negociar, pero dado que “se nos echaba la fecha encima” se asumió como base de acuerdo el convenio anterior (el XXIV) y cedió en salarios y horas laborales.

Con todo, también se han hecho los cambios asumidos por la comisión paritaria, durante los últimos años, como la lactancia.

Inés Ucelay y José Luis Pérez Herranz, asesores legales de FEFE y Fenofar, respectivamente. A la derecha, José Luis Rodríguez Dacal.

Inés Ucelay y José Luis Pérez Herranz, asesores legales de FEFE y Fenofar, respectivamente. A la derecha, José Luis Rodríguez Dacal. 


La soledad de UGT

Respecto a si la solitaria presencia sindical de UGT ha facilitado la negociación, Rodríguez Dacal ha reconocido que “cuando hay más partes es posible que haya más puntos de vista distintos”. Asimismo, Gracia Álvarez, ha advertido que las formaciones sindicales “tuvieron hasta el último momento la posibilidad de sumarse a la mesa”. Por su parte, Luis Palacio, secretario general de FEFE, ha sentenciado: “cada uno se retrata en sus propios actos”. 

Todos los participantes en la negociación del convenio colectivo de farmcia.

Todos los participantes en la negociación del convenio colectivo de farmcia.