Además, el 41% de los encuestados presentó algún síntoma relacionado con la depresión

Uno de cada 10 estudiantes de Medicina reconoce tener ideas suicidas
Luciana Nechifor, presidenta del CEEM.


22 dic 2021. 09.00H
SE LEE EN 3 minutos
La atención a la salud mental de los futuros médicos es uno de los asuntos prioritarios de la agenda 2022 del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM). Así lo aseguro la presidenta de la plataforma, Luciana Nechifor, en el plató de Redacción Médica, donde adelantó que se había elaborado el estudio DABE, junto a la Sociedad Española de Educación Médica (Sedem), cuyos resultados arrojan que el 89 por ciento de los encuestados afirmó no haber tenido ideas sobre autolesionarse, aunque el resto (11 por ciento) reconoció la ideación suicida en diversos grados.

Una cifra que, según los autores de la investigación, publicada en la revista Plos One, indica la “urgente necesidad” de establecer medidas preventivas y mejorar el acceso de los estudiantes a consejos, cuidados y tratamientos que les ayuden a superar este problema.

Además, un 41 por ciento del estudiantado de Medicina presentó algún síntoma relacionado con la depresión. A este respecto, se ha encontrado que el 17,6 por ciento tenía depresión leve, el 13,2 por ciento depresión moderada y el 10,2 por ciento depresión grave, siendo todos los porcentajes más altos entre las mujeres.


Porcentaje de ansiedad entre estudiantes de Medicina


Estos resultados, extraídos de las encuestas realizadas a un total de 5.216 estudiantes de las 43 facultades de medicina de España, arrojan que el 24,7 por ciento de los estudiantes tenía ansiedad alta en el momento de la encuesta, mientras que el 21,5 por ciento presentaba niveles altos de ansiedad de forma regular. El porcentaje de mujeres con rasgo de ansiedad fue significativamente mayor que el de los hombres, aunque no se observaron diferencias significativas entre estudiantes en diferentes años de su carrera.

Asimismo, el 36,8 por ciento de los participantes presentaba un burnout elevado, definido como puntuaciones altas en dos de sus componentes: agotamiento y cinismo. En este caso, el porcentaje de alto agotamiento sí que aumentó progresivamente desde el primer curso (23 por ciento) al sexto (45 por ciento). En cuanto a los niveles de empatía, un 18,8 por ciento de los participantes presentó altos niveles de empatía. El porcentaje de mujeres fue significativamente mayor que la de los hombres.

La depresión se relacionó significativamente con el rasgo de ansiedad, el agotamiento y la empatía, por lo que las personas que tenían signos de depresión tenían mayores niveles de rasgo de ansiedad y agotamiento, pero niveles más bajos de empatía. Por otro lado, el rasgo de ansiedad alta se asoció significativamente con la depresión, el estado de ansiedad y el agotamiento, por lo que los individuos con rasgo de ansiedad alta tenían niveles más altos de estas tres variables.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.