"Vamos a fijar criterios más exigentes para abrir una facultad de Medicina"

El secretario general de Universidades avanza en Redacción Médica los cambios legislativos que abandera su ministerio

José Manuel Pingarrón posa en su despacho del Ministerio de Universidades, situado en el Paseo de la Castellana de Madrid.
"Vamos a fijar criterios más exigentes para abrir una facultad de Medicina"
vie 30 octubre 2020. 17.30H
No ha sido fácil para el secretario general de Universidades, José Manuel Pingarrón, adaptarse a la pandemia del coronavirus. Ni para él, ni para su equipo, que escasos dos meses antes de que comenzará el estado de alarma estaban en pleno proceso de mudanza, del Ministerio de Ciencia al de Universidades. Pese a ello, su departamento ha tenido que hacer un esfuerzo mayúsculo para acelerar en la homologación de títulos de médicos extranjeros, con el fin de que se sumaran a la lucha contra el virus durante la primera ola.

Pingarrón recibe a Redacción Médica para explicar que su ministerio está trabajando en una reforma que permita establecer criterios más “exigentes” para la creación de nuevas universidades y facultades de Medicina. También, y si la pandemia lo permite, su equipo quiere acelerar en la aprobación del estatuto del personal docente, “algo muy necesario para acabar con la precariedad que viven cientos de profesores”. 

¿Cómo han vivido desde el Ministerio de Universidades el estado de alarma?

Pues difícil porque de un día para otro tuvimos que cambiar a la actividad online. Eso ha significado un cambio muy brusco y en algunos momentos ha supuesto problemas. Pero lo cierto es que de la necesidad hemos hecho virtud, y las universidades han aprendido que la enseñanza virtual puede ser una herramienta complementaria a la enseñanza presencial, que para nosotros sigue siendo el modelo fundamental de enseñanza.

¿Qué pensaba usted cuando escuchaba decir a la oposición que el ministro de Universidades, Manuel Castells, estuvo desaparecido durante este estado de alarma?

Pienso que es muy injusto decir eso, porque yo trabajé codo a codo con él. No conozco muchas personas con la capacidad de trabajo e interés que tiene él por mejorar la universidad española. Probablemente hayamos fallado en transmitir lo que estábamos haciendo, pero le puedo asegurar hemos tenido reuniones diarias.

¿Cómo van a recuperar los estudiantes de Medicina y Enfermería sus prácticas clínicas? El Ministerio de Universidades responde.

¿Cuántos títulos de Ciencias de la Salud de personas extranjeras se han homologado durante el estado de alarma? 

Durante la pandemia hemos homologado 1.011 profesionales sanitarios, de los cuales de Medicina fueron 792 y de Enfermería 121, pero es evidente que el sistema de homologación tiene un problema. En Medicina el problema es menor porque desde luego hemos priorizado durante la pandemia la homologación de títulos universitarios de Ciencias de la Salud, de hecho, hicimos un convenio con el Ministerio de Sanidad y el Ministerio de Migraciones para que las personas que ya estaban residiendo en España o que habían solicitado trabajo tuvieran un tratamiento más rápido que el habitual.

¿Cuántas solicitudes han recibido en total?

Nosotros recibimos al año más de 9.000 expedientes, y eso solo de especialidades de Ciencias de la Salud. Es una enorme cantidad de trabajo que necesitamos atajar mediante un plan de choque que estamos elaborando, que se fundamentará sobre tres patas. Por ejemplo, debido a la pandemia, ha sido muy difícil para nuestros trabajadores tramitar más expedientes porque necesitaban manejar expedientes en papel, algo que era imposible hacer desde casa. Ya le avanzo que estamos trabajando en digitalizar todos los archivos y los procesos para presentar esta información. 

¿Cómo?

Ya hay una aplicación con la que estamos trabajando, y que está ya en los últimos estadios de su desarrollo. Queda poco para que pueda empezar a ser utilizada, agilizando muchísimo los tramites. Es más, pronto sacaremos una orden ministerial por la cual, a partir de un determinado momento, no se podrán hacer solicitudes de homologación por vía presencial, solo de forma telemática.

Además, hablaba de una tercera pata en ese proyecto de reforma.


"Vamos a prohibir por ley la solicitud de homologaciones por vía presencial; solo se podrá hacer de forma telemática"  


Sí. El Real Decreto de 2014, por el que se homologan estos títulos, es muy garantista. Tiene una serie de etapas que ralentiza el proceso de homologación de una manera bastante compleja. Por lo tanto, lo que vamos a hacer es reformar ese Real Decreto del 2014 para introducir procedimientos más ágiles de tal manera que estos procesos de homologación los podamos cumplir tal y como marca la ley.

¿Y esos criterios se van a cambiar?

Sí. Sobre todo, cambiaremos algunos criterios procedimentales.

¿Cómo cuáles?

Pues por ejemplo la no necesidad de adscribir un título de homologación a un campo determinado o a un área determinada. Esto significa que actualmente hay que enviar el expediente, lo tiene que revisar un especialista; ese especialista transmite su evaluación a la Aneca; y esta nos la vuelve a mandar a nosotros. Es un proceso que ralentiza mucho el proceso.

¿Se han planteado que las propias CCAA pudieran homologar títulos, a través de sus agencias evaluadoras?

Sí, nos lo hemos planteado pero el procedimiento tal y como está ahora mismo no lo permite. Para ello necesitaríamos reformar el Real Decreto que le he mencionado, y creo que si somos capaces de digitalizar el procedimiento esta ayuda no va a ser necesaria, pero de serla, no tenemos ningún problema en que esta situación pueda ocurrir, siempre y cuando se empleen unos criterios únicos. No olvidemos que estamos acreditando a profesionales médicos para ejercer en la sociedad y al final no puede ser más fácil ser homologado como médico en una comunidad autónoma que en otra.

¿Cuántos títulos quedarían por homologar?

Pingarrón anuncia una nueva norma para dificultar la apertura de nuevas facultades de Medicina.

Quedan bastantes por salir adelante. Es verdad que en el caso de los médicos quedan bastantes menos porque los hemos priorizado para proporcionar más medios en la lucha contra la pandemia del coronavirus. Estos médicos que homologamos no tienen especialidad, por lo tanto, no pueden trabajar en el sistema público sanitario, sí pueden ser contratados en el sistema privado.

Bueno, hasta ahora. Con la aprobación del Real Decreto 29/2020 esa opción ha cambiado. ¿Qué le parece que las CCAA puedan contratar a médicos sin especialidad para hacer frente al coronavirus?

Nosotros solo damos la credencial para que puedan pedir el título, pero hay un dato que me gustaría darle porque es curioso. De los 792 médicos homologados durante el estado de alarma, solamente se han colegiado 232, es decir, solo van a trabajar esos. Por lo tanto, no es que haya una falta de médicos homologados, es que luego debe de haber algún problema por el cual no se terminan colegiando.

¿Pero que opina usted como secretario general de Universidades de esta situación?

Es cierto que es una competencia exclusiva del Ministerio de Sanidad, pero opino que en situaciones de excepción probablemente haya que tomar decisiones excepcionales. Otra cosa es que esas medidas excepcionales deben consensuarse lo máximo posible con todos los colectivos. Estoy seguro que Sanidad ha tomado las cautelas necesarias para que esta medida no sea un coladero de médicos homologados. Pero me gustaría volver a poner de manifiesto que cuando uno va a los datos de contratación se sorprende al ver que hay menos médicos extracomunitarios contratados que los que a uno le gustaría pensar. 

¿Se consultó al Ministerio de Universidades sobre este Real Decreto?

¡No!

¿Por qué?

La verdad es que tampoco tienen por qué consultarnos, porque es una competencia exclusiva del Ministerio de Sanidad.

Cuando la rectora de la Universidad de Granada dijo que “se cierra antes un campus universitario que los bares”, ¿qué pensó?

Pues que la comparto, aunque tengo que puntualizar que no se cierra ninguna universidad, sino que pasan de la actividad presencial a una actividad no presencial para la cual las universidades se han estado preparando durante todo el verano. Sí me gustaría subrayar que protocolos aprobados desde el Ministerio de Universidades y el de Sanidad que, a modo de recomendación, se intentara no cerrar ningún establecimiento educativo sin el consenso de todas las partes.

¿Cómo van a devolver las prácticas presenciales a los estudiantes de Medicina y Enfermería en los hospitales, que han quedado suspendidas por el coronavirus?

A primeros de septiembre recibimos una carta de la Conferencia de Decanos de Medicina y del Consejo de Estudiantes de Medicina que ponían de manifiesto este problema. Lo que hicimos fue convocar inmediatamente una comisión delegada de la Conferencia General de Política Universitaria para preguntarles cómo pensaban abordar este problema. Prácticamente todas nos dijeron que ya desde entonces habían formado unas comisiones de trabajo donde estaban las consejerías con competencias en Universidades, la Consejería de Sanidad y los hospitales, con el objetivo de garantizar la realización de estas prácticas que son fundamentales para la formación de un médico o de un enfermero. Entonces, las noticias que tenemos actualmente es que estos protocolos están funcionando.

Jesús Arroyo y José Manuel Pingarrón, durante un instante de la entrevista. 

¿De no poder recuperarse estas prácticas, se podría plantear la posibilidad de implantar un séptimo curso donde se recuperarse?

En principio es pronto para plantear esa posibilidad. Todos los títulos universitarios tienen que venir controlados por las agencias de aseguramiento de la calidad. Nos reunimos con todas y pusimos de manifiesto este problema. Lo que tenemos claro es que los estudiantes que salgan de estas promociones tendrán que haber superado un proceso comparable a la calidad de años anteriores. Para ello, estas agencias tienen que establecer planes de contingencia para recuperar todas las prácticas. Desde luego la formación práctica del estudiante en Ciencias de la Salud es fundamental y no se puede minusvalorar ni tampoco se puede dar por establecida si no se hace.

¿La docencia online ha llegado para quedarse en la carrera de Medicina?

La docencia online ya estaba, lo que no puede hacer es sustituir la docencia presencial. La telemática es una herramienta complementaria a la docencia presencial. Esta versatilidad va permitir que algunas actividades se puedan desarrollar online, pero desde luego nunca será sustitutoria y desde luego nunca en una titulación como Medicina.

¿Usted cree que faltan facultades de Medicina en España, tal y como afirmaba la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso?

No, en absoluto que no. Creo que tenemos una oferta que está bastante ajustada a nuestras necesidades. Lo que pasa es que hay miles de médicos y enfermeros que se han ido al extranjero porque el tipo de contrato que se le ofrece aquí es precario. Yo no creo que haya una falta de médicos ni de facultades de Medicina. Estas tienen muy bien ajustadas sus plazas para que la oferta se adecue a lo que es la demanda.

¿Van a poner coto a la creación de nuevas facultades de Medicina?

Vamos a reformar el Real Decreto 420/2015 de creación de universidades y centros para controlar en particular la creación de nuevas facultades de Medicina. Pero no olvidemos una cosa, quien autoriza la creación de una nueva facultad son los gobiernos autonómicos, a petición de las universidades. Lo que nosotros vamos a hacer ahora es que los requisitos para dar el visto bueno a una nueva universidad o facultad van a ser más exigentes de lo que son ahora.

José Manuel Pingarrón atiende a las preguntas de Redacción Médica. 

¿Se ha avanzado en la reforma para flexibilizar los criterios para ser profesor de Medicina?

Pues sí y no. Se ha avanzado en el sentido del proyecto de la reforma de la LOU para poder atender al estatuto del PDI, pero sigue habiendo posturas bastante contradictorias entre muchas partes, como rectores, sindicatos, o los propios profesores asociados. Por lo tanto, lo que estamos haciendo es intentar llegar al máximo consenso posible con todos los actores para conseguir un documento que tenga el máximo apoyo.

¿Cuándo hablan de consenso a qué se refiere? ¿A la oposición?

No, de momento internamente. Esa es una segunda fase, pero la primera fase es que tiene que haber un cierto grado de consenso entre los rectores que son los que al fin y al cabo van a tener que implementar todo esto; las comunidades autónomas que son quien tienen que financiarlo; los sindicatos, porque afecta a las condiciones laborales de los trabajadores; y algunos colectivos como los profesores asociados que es donde hay una bolsa de precariedad más grande. Pero nada de todo esto será posible si no hay una mejor financiación del sistema público universitario español.

¿Cómo van a conseguirla?

Necesitamos encontrar vías de financiación para poder acometer los cambios estructurales que necesita la universidad, que dé pie a rejuvenecer las plantillas, una carrera académica bien definida y clara desde el principio, y la creación de figuras que huyan de la precariedad como las que actualmente existen.

¿Esas vías de financiación van en el mismo sentido que las que mencionaba el propio Castell basado en la financiación de empresas externas, tal y como sucede en el sistema universitario estadounidense? 

No, son dos cosas diferentes porque una cosa es que la financiación privada puede ayudar a hacer programas específicos y otra la financiación estructural de la universidad. El sistema universitario público español ha perdido en una década aproximadamente el 21 por ciento de la financiación. Esto se ha calculado en unos 1.500 millones, y esa cantidad se tiene que empezar a revertirse porque si no, no vamos a poder conseguir los objetivos que marcan la nueva ley de universidades.

¿Es cierto que en España para que un investigador triunfe debe irse al extranjero?

No, no es así. Mi grupo de investigación en la Complutense está triunfando, y son jóvenes. Todos se han ido al extranjero, pero para volver. Que esto es muy importante, y por eso vamos a fomentar la movilidad en la nueva ley que preparamos, para que todo lo que han aprendido fuera lo revierten al sistema universitario español. Es más, el proyecto de ley establece figuras para poder contratar a personas que no están acreditadas y les damos un periodo para que luego se acrediten y estén como figuras estables en el sistema universitario.

Pingarrón: "No es cierto que un investigador tenga que irse al extranjero para triunfar".




Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.