"Crear el grado de Medicina en Alicante no es revancha, es una necesidad"

El reelegido decano de la Facultad de Ciencias de la Salud de la UA espera que estos estudios estén listos para 2020

José Antonio Hurtado.
"Crear el grado de Medicina en Alicante no es revancha, es una necesidad"
dom 28 abril 2019. 17.15H
La espinita clavada de José Antonio Hurtado, decano de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Alicante, es no haber visto aprobado el grado de Medicina al finalizar su primer mandato. Para ello, la mayoría del claustro le ha vuelto a dar una nueva oportunidad, reeditando su mandato, para que a lo largo de los próximos cuatro años Medicina llegue a Alicante. Pese a las críticas que recibe esta postura por parte de estudiantes y decanos de la rama, Hurtado explica que implantar este título se debe a “causas objetivas”, y no a causas revanchistas, como denuncian desde algunos corrillos de la Facultad de Medicina de la Universidad Miguel Hernández.

La mayoría del claustro de la facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Alicante le ha permitido reeditar su mandato al frente del centro. ¿Qué objetivos trae para esta nueva etapa?

Principalmente, queremos concretar aquellos proyectos que empezamos en el mandato anterior. De entrada, queremos aglutinar las titulaciones de Salud en una misma facultad, porque hay algunas que están fueran, como óptica, que deberían de volver. También se nos concedió el edificio del Colegio Mayor como nueva sede de la facultad, y esperamos que las obras empiecen cuanto antes. Ahí es donde irán las titulaciones, nosotros y diferentes departamentos adscritos.

¿Veremos algún día en ese edificio el nuevo grado de Medicina?

Vamos a poner en marcha la creación de nuevas titulaciones, entre las que se encuentra principalmente Medicina. Ya tenemos aprobado por parte de la Aneca el plan de estudios, y solo nos falta el visto bueno definitivo de la Generalitat Valenciana. La respuesta definitiva incumbe a varias consellerias y entiendo que se estén dando su tiempo.

¿Cree usted que la respuesta llegará antes de las elecciones autonómicas del próximo 28 de abril?

No lo creo. Sí estoy convencido que será a partir de la próxima legislatura cuando nos den el ‘ok’. Nosotros enviamos en enero toda la documentación perceptiva. Nos solicitaron más detalles y se los hemos ido dando. Ahora, queda la respuesta final.

¿Se aventuraría usted a dar una fecha de apertura?

Nosotros hubiéramos estado operativos para este próximo curso si nos hubieran dado antes el visto bueno. Pero en las fechas en las que estamos nos es imposible iniciar los estudios de Medicina. Tenemos que contratar personal y eso lleva unos plazos. Por lo tanto, creo y espero que será el curso 2020-2021 cuando podrimos sumar Medicina a nuestra facultad.

¿Da usted por seguro que durante su legislatura como decano verá la creación del título de Medicina en su universidad?

Entiendo que los deberes están bien hecho. Pero desgraciadamente la última palabra está en manos de la política. Si nos examinan con nociones objetivas, entiendo que los estudios de Medicina en la facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Alicante será una realidad. Porque crear Medicina en Alicante no responde a una cuestión de revancha; responde a una serie de causas objetivas de necesidad.

¿Qué diferencias hay entre el plan de estudios que han presentado a la Aneca y otros de otras universidades?

Nuestra memoria académica se ha realizado teniendo en cuenta realmente al profesional que queremos formar, y para ello hemos contado con la ayuda de expertos de reconocido prestigio. El plan de estudios del futuro grado de Medicina de la Universidad de Alicante cuenta y respeta al profesional. En mi más sincera opinión creo que este es el primer plan de estudios que se ha creado en este sentido.

¿Qué piensa cuando escucha a los decanos y estudiantes de Medicina criticando que sobran facultades en esta área?

Lo único objetivo es que faltan médicos. Solo hay que darse una vuelta por cualquier centro de salud. Y ya no solamente los profesionales que faltan ahora, sino los que faltarán el día de mañana. Hay una previsión de que para dentro de 10 años se jubila el 45 por ciento de los médicos que conforman el Sistema Nacional de Salud. Y a esto le darán respuesta las facultades de Medicina que hay actualmente. Si sobran médicos, como dicen, ¿por qué no reducen la oferta de plazas para estudiar Medicina en las facultades ya creadas?

¿Dónde podrán hacer prácticas sus estudiantes de Medicina?

Nosotros, como no pudimos establecer un convenio con la Consejería de Sanidad, tuvimos que demostrar a la Aneca que los espacios para hacer prácticas estaban operativos en hospitales privados. Y así montamos una titulación con la previsión de tener plazas de prácticas en estos hospitales. Ahora, el sentido común hace pensar que en caso de que nosotros consigamos los estudios de Medicina se debería de compartir todos los sitios de prácticas que tenemos en todos los hospitales de Alicante. La Universidad Miguel Hernández no está utilizando todos los hospitales de la provincia. No habrá ningún problema en compartir.

¿Qué capacidad investigativa tiene su facultad?

En todos los departamentos que tenemos en nuestra Facultad de Ciencias de la Salud y en la Facultad de Ciencias tenemos investigadores muy punteros en todas las áreas, sobre todo en sanidad. Además, en estos cuatro años también vamos a desarrollar la internacionalización con dobles titulaciones para nuestros alumnos, con Brasil y con Estados Unidos, favoreciendo el intercambio de alumnos y docentes.

No olvidemos que tenemos un premio Nobel en ciernes, que es Francis Mojica. Solo falta implantar Medicina para que la Universidad de Alicante tenga un campus sanitario con todas las letras. Además, sería curioso que tuviéramos un premio Nobel en Medicina, sin tener la carrera de Medicina.
 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.