Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 13:50
Política Sanitaria > Enfermería

Satse aprovecha el Día del Niño para reivindicar la enfermería escolar

Defiende que los enfermeros en las escuelas son claves para fomentar estilos de vida saludables en los menores

Manuel Cascos, presidente de Satse.
Satse aprovecha el Día del Niño para reivindicar la enfermería escolar
Redacción
Viernes, 17 de noviembre de 2017, a las 12:10
El sindicato de Enfermería Satse se ha sumado, un año más, a la celebración del Día Universal del Niño, defendiendo la implantación generalizada de la enfermera escolar como una de las actuaciones necesarias para asegurar el derecho a la salud que se promueve desde la Organización de la Naciones Unidas para los más pequeños.

En total sintonía con lo plasmado en la Convención de los Derechos del Niño, Satse recuerda que los menores son un colectivo muy vulnerable y, por ello, administraciones públicas, instituciones y organizaciones de todo tipo deben priorizar todas aquellas acciones tendentes a garantizar su derecho a la salud y la educación, entre otros.

Al igual que señala la Convención, en su artículo 24, Satse comparte que los niños deben tener derecho a disfrutar del más alto nivel posible de salud y a tener acceso a todo tipo de servicios sanitarios, con especial énfasis en aquéllos relacionados con la atención primaria de salud, los cuidados preventivos y la disminución de la mortalidad infantil.

Recuerdan la importancia de impulsar la promoción de conductas y hábitos de vida saludables



En este sentido, el sindicato de Enfermería destaca la importancia de asegurar la atención sanitaria que requieren los niños y niñas en cada momento, así como impulsar la promoción de conductas y hábitos de vida saludables que beneficiarán su desarrollo personal y mejorarán su calidad de vida con el transcurso de los años.

Un centro, una enfermera

Para cumplir este objetivo, este año Satse ha querido remarcar la necesidad de que todos los centros educativos de nuestro país cuenten con enfermeros y enfermeras que ofrezcan a sus alumnos los cuidados que éstos necesitan y que, de igual manera, puedan realizar acciones informativas y de sensibilización sobre promoción de la salud y prevención de la enfermedad.

Al mismo tiempo, la presencia de enfermeras en las escuelas permitiría prestar una atención sanitaria integral y continuada a los pequeños que así lo necesiten, sin que se viera afectada su escolarización por problemas de salud. En la actualidad, todavía son pocos los colegios en España que cuentan con la figura de la enfermera escolar.

“El derecho a la salud se regula y asegura en la Constitución, las enfermeras lo que haríamos sería mejorar la accesibilidad de los servicios sanitarios y conciliar sus necesidades sanitarias y educativas”, apunta la organización, que recuerda que “los niños y niñas de hoy son los adultos de mañana” por lo que es imprescindible trabajar con ellos en la promoción y prevención de la salud desde edades tempranas.

También mediadores

Satse entiende que la enfermera puede también desarrollar un papel fundamental como agente mediador entre la familia y el profesorado del centro escolar de cara a mejorar los hábitos de salud de todos los escolares, dándoles a conocer la mejor forma para cuidarse ellos mismos y cuidar a los demás.

De igual manera, contar con un profesional en un centro educativo favorece la tranquilidad y seguridad de los padres que saben que sus hijos están en manos de profesionales cualificados que pueden atenderles ante cualquier imprevisto y supone un claro ahorro económico, ya que está demostrado que informar y formar a la población escolar en hábitos de vida saludables posibilita un mayor estado de bienestar de la persona y evita complicaciones futuras que suponen un mayor gasto al Sistema Sanitario, según concluyen desde Satse.