Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50
Política Sanitaria > Enfermería

Prescripción y empleo, mínimos de Satse para no declarar la guerra a Rajoy

El sindicato acuerda su estrategia de actuación a nivel nacional ante la etapa política que está a punto de comenzar

El Comité Ejecutivo Estatal del sindicato celebrado este jueves.
Prescripción y empleo, mínimos de Satse para no declarar la guerra a Rajoy
Redacción
Viernes, 28 de octubre de 2016, a las 11:20
Ante la inminencia de la investidura de Mariano Rajoy este sábado, el sindicato enfermero Satse ya tiene clara cuál será su línea de actuación a nivel nacional: la recuperación de los derechos laborales perdidos, el aumento del empleo enfermero y la modificación del Real Decreto de prescripción enfermera serán los principales deberes para quien ocupe la cartera sanitaria. 

Así se ha establecido en la reunión del Comité Ejecutivo Estatal que se ha llevado a cabo este jueves en Bilbao, y en el que el presidente, Víctor Aznar, junto con los secretarios generales autonómicos, han acordado la estrategia de actuación sindical ante la nueva etapa política que está a punto de comenzar. 

Los representantes sindicales han coincidido en que, "tras la pésima gestión realizada por el PP en la anterior legislatura", no confiarán en promesas "huecas" y reclamarán avances reales desde un primer momento, y han advertido de que de no producirse, el nuevo ministro se encontrará delante de un sindicato especialmente beligerante que "pondrá todo su empeño en lograr que se atiendan las necesidades profesionales y laborales del colectivo enfermero", según informan en un comunicado. 

El primer paso de Satse cuando se conozca el nuevo ministro será solicitar una reunión para plantearle las reivindicaciones prioritarias, como la vuelta a la jornada de 35 horas semanales, la promoción de nuevas ofertas de empleo público para evitar la alta temporalidad y precariedad actual, el incremento de los salarios para volver a niveles retributivos previos a la crisis y el aumento de un 150 por ciento de la tasa de reposición de efectivos. 

Temporalidad y tratados comerciales

Además, Satse pedirá que se lleven a cabo los cambios necesarios en el Estatuto de los Trabajadores y en el Estatuto Marco del Personal Estatutario para acabar con la "discriminación que sufren los profesionales interinos, así como el uso abusivo y fraudulento de la contratación eventual mediante el encadenamiento sucesivo de nombramientos temporales en el Sistema Nacional de Salud". 

También exigirá al Gobierno que se posicione en contra tanto del Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones entre EEUU y la Unión Europea (TTIP) como del Acuerdo Económico y Comercial Global entre Europa y Canadá (CETA), ya que entiende que ambos supondrán una privatización de servicios y una desregularización de derechos, medicamentos y productos sanitarios. De ahí que soliciten que el Ejecutivo se oponga y paralice las negociaciones al respecto. 

Como última reivindicación, Satse pedirá al nuevo responsable sanitario que enmiende "el tremendo error" de su antecesor en el cargo y modifique el Real Decreto que regula la prescripción enfermera para que los profesionales abandonen la "grave situación de inseguridad jurídica en la que se encuentran".