Enfermeros de Urgencias denuncian que se podría poner la salud de las personas en manos "no autorizadas"

Las FP sanitarias son un intento "flagrante" de intrusismo en Enfermería
Pilar Alegría, ministra de Educación y Formación Profesional.


01 nov 2021. 14.20H
SE LEE EN 3 minutos
Los dos certificados de profesionalidad inscritos en el ámbito de la Formación Profesional referidos a técnicos de transporte sanitario y de emergencias sanitarias continúan generando debate. Tanto es así que, después de que el Sindicato de Enfermería (Satse) denunciara públicamente que los planes a este respecto del Ministerio de Educación eran un intento de legalizar el “instrusismo”, otras figuras vinculadas al colectivo enfermero también han alzado la voz para trasladar el mismo mensaje. Es el caso de Carme Vila, enfermera de Urgencias que ostentó la presidencia de la Sociedad Española de Enfermería de Urgencias y Emergencias (Seeue), quien defiende en Redacción Médica que “no se puede poner en manos de personas no autorizadas la vida de la población”.

“Estoy de acuerdo con la denuncia realizada por Satse y sus motivos, dado que es un intento flagrante de intrusismo”, asegura Vila que, paralelamente, considera que la implantación de estos dos certificados de profesionalidad supone una “ignorancia total” sobre las responsabilidades de cada profesional. A este respecto, la expresidenta de la Seeue explica que un graduado en Enfermería tiene responsabilidad civil y penal en el ejercicio de su profesión, mientras que los sanitarios de Formación Profesional únicamente tienen responsabilidad civil.

“Para mí ahí está la gran diferencia, en una situación de emergencia, en caso de trabajar en un centro sanitario solo pueden realizar actuaciones básicas, mientras que Enfermería realiza además otras actividades”, continúa la profesora en la  Escuela de Enfermería Blanquerna de la Universidad Ramon Llull.

En esta línea, subraya que, en caso de trabajar en una ambulancia, una persona con formación de Formación Profesional solo podrá realizar maniobras básicas de reanimación cardiopulmonarar (RCP), "como cualquier otro civil entrenado y otras actividades para las que debe tener formación específica como técnico y demostrar su valía para ello”.

Por todo ello, Carme Vila se suma a la reivindicación del Sindicato de Enfermería, que manifiesta que los estudios de Formación Profesional relativos a la asistencia en situaciones de urgencias y emergencias extrahospitalarias ponen en riesgo la seguridad y salud de las personas que necesiten atención sanitaria en estas graves circunstancias. “No se puede poner en manos de personas no autorizadas la vida de la población”, sentencia Vila.

El Gobierno no garantiza las FP acusadas de "intrusismo" 


No obstante, tal y como confirmó este periódico de fuentes del Ministerio de Sanidad, la implantación de estos polémicos certificados de profesionalidad podría finalmente no llevarse a cabo, ya que se encuentra en un proceso de consulta previa.

Estas mismas fuentes explicaron que los proyectos normativos disponen de un trámite de información pública durante el cual se pueden realizar observaciones al mismo. Por ello, Sanidad “entiende” que desde la organización sindical presidida por Manuel Cascos ya se trasladaron sus anotaciones al Departamento competente sobre el proyecto de Orden.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.