El objetivo de la nueva legislación es reducir la carga burocrática a la que se enfrentan los médicos de Familia

Enfermeros y farmacéuticos podrán emitir bajas laborales en Reino Unido
El primer ministro británico, Boris Johnson.


14 jun 2022. 16.40H
SE LEE EN 3 minutos
Una gama más amplia de profesionales de la salud podrá legalmente certificar bajas por enfermedad para aliviar la presión sobre los médicos de acuerdo con las nuevas reglas que se están tramitando en el Parlamento británico. Esta nueva legislación, que, una vez aprobada, entrará vigor el 1 de julio y se aplicará en Inglaterra, Gales y Escocia, permitirá a los farmacéuticos, enfermeros, terapeutas ocupacionales y fisioterapeutas proporcionar la incapacidad temporal a los pacientes que lo requieran. Esta medida sigue la senda de los cambios realizados el pasado mes de abril, que permiten que las bajas se certifiquen digitalmente.

Según recoge la revista especializada The BMJ, la Asociación Médica Británica (BMA) ha acogido con satisfacción la medida. De hecho, la entidad se ha mostrado a favor en los últimos tiempos de que una variedad más amplia de profesionales sanitarios puedan firmar bajas médicas, aunque con determinadas limitaciones.

Nueva guía para la extensión de bajas médicas


A este respecto, la BMA ha incidido en que la emisión de bajas debe estar dentro del 'ámbito de práctica' de estos profesionales, por lo que se ha desarrollado una nueva guía para asesorar sobre esta dispensación, con el objetivo de reducir la carga burocrática a la que se enfrentan diariamente los médicos de Familia.

Por su parte, el Royal College of Pharmacists (RPS) ha manifestado una "serie de preocupaciones" que deben abordarse para permitir que los farmacéuticos proporcionen bajas adecuadas.

Más tiempo para médicos y pacientes


El vicepresidente del comité de GP de BMA Inglaterra, Kieran Sharrock, ha destacado que el anuncio es “un paso positivo”. “Esperamos que ayude a mejorar el proceso para las personas que necesitan confirmación de que no se encuentran bien para trabajar y liberar a los médicos de cabecera", ha señalado, incidendo en que la normativa permitirá a los profesionales destinar más tiempo a cuidar a los pacientes.

"La BMA ha dejado claro durante muchos años que puede que no siempre sea necesario o apropiado que un médico de cabecera emita una baja, especialmente cuando un paciente ha visto a un miembro diferente del equipo de práctica para su condición, como una enfermera o un fisioterapeuta”, ha añadido.

Al igual que Sharrock, el vicepresidente del Real Colegio de Médicos Generales (RCGP), Gary Howsam, ha subrayado que este movimiento debería ayudar a liberar el tiempo de los médicos de cabecera para brindar una mejor atención al paciente. “Si bien este sería un paso positivo para ayudar a reducir la carga burocrática que enfrentan los médicos de cabecera a diario, en última instancia, el Gobierno debe tomar medidas adicionales para abordar la creciente carga de trabajo en la práctica general y la escasez crónica de mano de obra”, ha añadido.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.