18 abr 2019 | Actualizado: 20:30

A los estudiantes enfermeros de primero les estresa no encontrar al médico

Un estudio español revela los factores que más tensión les produce durante la realización de las prácticas clínicas

La relación con los compañeros es de las cosas que menos les preocupan.
A los estudiantes enfermeros de primero les estresa no encontrar al médico
sáb 06 abril 2019. 12.20H
Un estudio español ha revelado los factores que más estrés producen a los estudiantes de enfermería ante la realización de las prácticas clínicas. Según el informe, realizado por un profesor de la Clínica Bellavista, Lleida, a 144 alumnos, las principales fuentes generadoras de estrés fueron “hacer mal mi trabajo y perjudicar al paciente”, “confundirme de medicación” y “meter la pata”. De hecho, es especialmente llamativo que cuando están en primero lo que más "miedo" les causa es no encontrar al médico.

Los factores estresores, que disminuían a medida que transcurrían sus estudios, mostraban una diferencia en el género del alumno pues, según el documento, en el caso de las mujeres la situación de tensión no se reducía con el paso del tiempo.

Las fuentes generadoras de mayor estrés, según la opinión de los estudiantes, son (principalmente) el “estrés por competencia profesional” y “estrés por interacción con  el paciente”. En particular, algunos de los temas que más incomodaron al estudiante durante sus prácticas fueron  “hacer  mal  mi  trabajo  y  perjudicar al paciente”, “meter la pata” y “confundirme de medicación”.


Mientras que en primero causa más miedo "no encontrar al médico" en cuarto lo hace "pincharme con una aguja"


Según el estudio, esto podría explicarse por la importancia que todos los estudiantes otorgan a las posibles repercusiones negativas que sobre el paciente podrían tener sus acciones, así como a la alta responsabilidad que exige el trabajo diario con la salud de las personas.


Diferente según la experiencia


Otros factores identificados con un peso importante, pero que difieren para los estudiantes de uno y otro curso, son “recibir la denuncia de un paciente” o “encontrarse en una situación sin saber que hacer”. Por ejemplo, para los enfermeros de primero es muy estresante “no encontrar al médico cuando se le requiere”, mientras que para los de cuarto lo es “pincharme con una aguja infectada”.

Por otro lado, la relación con los profesionales sanitarios, con los compañeros estudiantes, con los familiares del paciente o las relaciones íntimas con el paciente, son las fuentes que menor estrés generan al estudiante.

En este punto, el informe hacia especial relevancia puesto que  la sobrecarga  de trabajo  y  la  relación  con  los  compañeros  profesionales  de  la  salud son aspectos que no preocupan al enfermero que se está formando pero sí al graduado.  “Esto  podría  deberse a que una mayor habilidad práctica adquirida  con  la  práctica  profesional  y  un  diferente  rol  asumido, pueden implicar cambios en la atribución de importancia a las actuaciones en distintas situaciones concretas”, argumenta.


Aspectos de género


En cuanto a las variable sociodemográficas, la variable sexo ha sido una de las más estudiadas en relación con el estrés, debido en parte a que en el grado de enfermería, a lo largo de la historia ha predominado el sexo femenino.

Comparando con otros estudios,  en  este  estudio,  la  proporción  por  sexos  no  es  distinta,  ya  que  más  de  tres  cuartas  partes  la  componen  mujeres  y  en  ambos  cursos  sigue  la  misma  distribución.  Hay  que  destacar  el  elevado  grado de estrés observado en las mujeres, pues  es  casi  20  puntos  superior  en  las  mujeres,  lo  que  representa  aproximadamente un 40 por ciento más de estrés respecto a los hombres. Estas diferencias son significativas tanto  en  alumnas  de  primero  como  de  cuarto. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.