Grimalt así lo prevé, advirtiendo que baricitinib será usado en formas severas de tipo areata

El fármaco más deseado ante la alopecia llegará a España "a finales de año"
El dermatólogo y profesor Ramon Grimalt.


14 nov 2022. 12.30H
SE LEE EN 4 minutos
El mundo de la Dermatología se ha volcado en la investigación para tratar las distintas formas de alopecia que existen, y uno de los tratamientos que más ilusión genera hoy en día es el fármaco baricitinib, destinado para la areata. Tras lograr su aprobación por parte de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) su llegada a España aún no es una realidad, aunque el dermatólogo y profesor de la Universitat Internacional de Catalunya, Ramon Grimalt, considera en Redacción Médica que “a finales de año estará aprobado para ser usado en formas severas de alopecia areata”.

Uno de los principales inconvenientes que supone el fármaco frente a la alopecia es su elevado precio, cerca de 1.000 euros al mes. “Es probable que, tal y como ha ocurrido en otros países, se apruebe primero por medicina privada y después se logre la financiación a través de la Seguridad Social. A partir de aquí, los grados de sufrimiento del paciente justificarán si se necesita o no el medicamento”, detalla el especialista.

Un impedimento que sobrevuela la aplicación de este fármaco es, precisamente, el nivel de dolor marcado para aplicarlo, ya que, en palabras de Grimalt, “no siempre el grado de extensión de la enfermedad se corresponde con el nivel de sufrimiento del paciente. Una clapa pequeña en la zona frontal en un adolescente puede ser tan traumático como perder la mitad del cabello en una persona de 50 años. Así pues, el grado de extensión de la enfermedad no sería la manera más justa de decidir si una persona necesita recibir financiación por este fármaco”.


"No siempre el grado de extensión de la enfermedad se corresponde al nivel se sufrimiento del paciente"



Sobre este aspecto, el dermatólogo es partidario de valorar otros factores más allá de las escalas de calidad de vida, como por ejemplo “en qué punto se encuentra el grado de incapacidad de la persona o en relación con el trabajo que ejerce. Esta situación también se vive en muchas otras enfermedades dermatológicas, como la psoriasis, que llega a afectar mucho a nivel social".

Células madre y láser excimer, frente la alopecia


Un tratamiento que está generando una gran expectativa, aunque aún se encuentra en desarrollo para ser usado en humanos, son las células madre para tratar la alopecia androgénica. La técnica, tal y como explica Grimalt, consiste en “mejorar lo que sería un trasplante normal de cabello. Hasta ahora, se sacan cabellos de una zona y se mueven hacia otro lugar. Esta terapia permite sacar un cabello, separarlo y aislar las células madre de una zona no sensible a las hormonas, y artificialmente logramos centenares de miles de células que potencialmente hacen crecer cabello en las zonas donde se implanta. Esta teoría es muy bonita, pero a la práctica de momento no se puede realizar con seguridad”.


"El uso de células madre para la alopecia androgénica es una teoría bonita, pero a la práctica por ahora no se puede usar con seguridad"



A la hora de tratar la alopecia cicatricial, un tratamiento que ha causado cierta atracción es el láser excimer. En Dermatología, Grimalt reconoce que “todo lo nuevo atrae, y estos láseres tienen una cierta acción inflamatoria. Los resultados son parecidos a los que tienen otros fármacos. Este tipo de alopecia tiene muchos tratamientos, aunque este láser es el más novedoso. Pese a ello, los resultados logrados hasta ahora no son tan extraordinarios como, parecen, por lo que se sigue probando su eficacia”.

La investigación abre la puerta a nuevos métodos para revertir la alopecia que siguen en constante desarrollo y que, en un futuro, podrían convertirse en la principal opción terapéutica. Por otra parte, baricitinib está cerca de ser una realidad en España, aunque el siguiente escollo será decidir quién lo puede recibir y quién no.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.