Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15
Especialidades > Dermatología

Cantabria Labs lanza tres nuevos productos para la protección solar

Dos fotoprotectores y un complemento alimenticio para niños se unen a su oferta de la línea 'Heliocare'

María Vitale, directora médica de Cantabria Labs.
Cantabria Labs lanza tres nuevos productos para la protección solar
Redacción
Martes, 24 de abril de 2018, a las 17:40
Cantabria Labs ha lanzado al mercado español tres productos para la protección solar en los últimos días: dos fotoprotectores solares, Heliocare 360 AK Fluid y Heliocare 360 invisible spray, y un complemento alimenticioHeliocare 360º Junior Oral Sticks.

Heliocare 360 AK Fluid es su fotoprotector solar específico para la prevención y tratamiento protector adyuvante de la queratosis actínica (AK) y otras formas de cáncer de piel no melanoma. Gracias a la combinación de filtros avanzados, este producto actúa formando un film protector sobre la superficie cutánea que sirve como barrera física frente a la radiación solar. Además, la presencia de Fernblock+, con intensa actividad antioxidante, y de GenoRepair complex, favorecen la prevención y reparación del daño actínico.

Apliación sobre la piel mojada

Por su parte, Heliocare 360 invisible spray es un fotoprotector solar en spray continuo de acabado invisible que se puede aplicar incluso sobre la piel mojada. Está diseñado para hacer frente a las más altas exigencias en fotoprotección, con un formato cómodo y fácil de aplicar. Además, ofrece una fotoprotección muy alta de amplio espectro, frente a la radiación UVB, UVA, infrarrojo y visible de forma eficaz y precisa gracias a la combinación de filtros con ingredientes específicos.

Y para los pequeños está Heliocare 360º Junior Oral Sticks, un complemento alimenticio de Heliocare para la protección solar vía oral que complementa su fotoprotección tópica. Se trata de un producto que ha nacido para dar respuesta a la especial necesidad de protección de los niños cuya piel es más vulnerable al daño solar, ya que su espesor del estrato córneo de la piel es un 30  por ciento inferior a la de los adultos. Además, su producción de melanina también en menor.