El dermatólogo José Manuel Carrascosa defiende el acceso a tratamientos innovadores

"El problema en la evolución del tratamiento de la psoriasis es su coste"
El dermatólogo José Manuel Carrascosa reconoce las dificultades a la hora de acceder a la innovación para tratar la psoriasis


08 feb 2022. 16.00H
SE LEE EN 5 minutos
Una de las enfermedades más conocidas dentro de la Dermatología es la psoriasis y dermatólogos y pacientes llevan años difundiéndola para buscar posibles colaboraciones a la hora de conocer con más precisión esta patología. El jefe del Servicio de Dermatología en el H.U. Germans Trias i Pujol y coordinador del Grupo de Psoriasis de la Academia Española de Dermatología y Venerología (AEDV), José Manuel Carrascosa, fue uno de los numerosos dermatólogos que participó en la 7ª reunión del Grupo de Psoriasis del Congreso Nacional de Psoriasis (GPS) y ha analizado en Redacción Médica la situación actual de la psoriasis.

“Se trata de una enfermedad frecuente, el 2,5 por ciento de españoles la sufre, estamos hablando de un millón y pico de personas. El hecho de que se realicen estos congresos es una oportunidad que se debe aprovechar para difundirla, no entre los médicos sino entre la sociedad para buscar la colaboración y el trabajo de las asociaciones de pacientes”, afirma el dermatólogo.

La tecnología ha permitido descubrir nuevas soluciones para los pacientes que sufren esta enfermedad, y en palabas de Carrascosa, “se está logrando mejorar la calidad de vida de los pacientes gracias al desarrollo tecnológico que ha habido en los últimos años y que ha permitido desarrollar fármacos muy específicos, especialmente los biológicos. Se trata de medicamentos dirigidos a puntos concretos de la enfermedad, permitiendo mejorar mucho las expectativas. Por otro lado, con el tiempo se ha conseguido gran cantidad de conocimiento en cuanto a cómo se produce la enfermedad y la relación que tiene con la inflamación entre otros órganos y sistemas”.

"Se ha logrado mejorar la calidad de vida gracias al desarrollo tecnológico"



El especialista ve como un factor positivo la flexibilidad existente a la hora de prescribir un u otro tratamiento: “Existen recomendaciones nacionales e internacionales que nunca pueden ser cerradas, cada paciente es diferente. Describen las posibilidades de los distintos tratamientos y es bueno que sean flexibles y permitan adaptarse a las peculiaridades de los pacientes”.


Un nuevo desafío: La lucha contra la inequidad territorial


Un problema que se ha encontrado la Dermatología a la hora de afrontar la psoriasis es la actual inequidad territorial existente en España: “Existe un problema inherente a esta evolución terapéutica que es el coste que tiene. Son fármacos caros con un alto impacto en los presupuestos de las distintas autonomías. Teniendo en cuenta en que España las autonomías y a veces en cada hospital existen maneras diferentes de gestionar y restringir el acceso a estos fármacos, existe el hecho de que cada paciente en función de donde viva tiene diferentes posibilidades para acceder a la innovación.

“Hay inequidad, en algunos territorios existen unos posicionamientos y facilidades, y otros son mucho más restrictivos. Aunque las guías son mas o menos generales para todos los dermatólogos, la posibilidad de recibir este tratamiento cubierto con el sistema público varía mucho de un sitio a otro”, prosigue el dermatólogo.

"Existe un problema a esta evolución terapéutica que es el coste que tiene"


Carrascosa ha anunciado que se está colaborando para encontrar soluciones a este problema existente en nuestro país: “Es difícil que desaparezca esta inequidad, pero están a punto de aparecer las recomendaciones del Grupo de Psoriasis. Se trata de consejos que los dermatólogos españoles consideramos que bajo los estándares actuales sería adecuado. Por otro lado, buscamos una mayor colaboración, transparencia y coordinación entre los sistemas públicos de salud en establecer unos estándares básicos que fueran razonables”.

“Buscamos rigor a la hora de determinar cuándo un paciente recibe un fármaco u otro, que no fuera únicamente por criterios de coste, sino que se aplicaran criterios de eficiencia y análisis. Debe haber una evaluación de qué proporciona ese fármaco. Existe una toma de decisiones muy arbitrarias en función de los territorios”, ha determinado el dermatólogo.

Permitir acceso a la innovación para tratar la psoriasis


Por lo que respecta al futuro de la psoriasis, Carrascosa se ha mostrado optimista, aunque reconoce que aún quedan muchos pasos que realizar: “Actualmente tenemos perspectivas terapéuticas buenas, pero siempre puede mejorar. Aún podemos conseguir que los pacientes estén mejor. Hasta ahora el acceso a la innovación estaba restringido sobre todo para aquellos pacientes que estaban peor. Así pues, aquellos pacientes que no tengan una enfermedad tan grave a veces se ven limitados a tener acceso a la innovación.  Conseguir democratizar el acceso a tratamientos innovadores, una mejor coordinación del manejo global del paciente psoriásico, la participación de enfermería… todavía nos quedan muchos flancos que afrontar”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.