Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30
Conocimiento > Derecho

Un paciente insulta y empuja a un médico durante el servicio de urgencias

El profesional médico interpuso una denuncia ante la Guardia Civil

Concentración de apoyo al personal agredido, ante el centro de salud de Iznalloz.
Un paciente insulta y empuja a un médico durante el servicio de urgencias
Redacción
Lunes, 19 de marzo de 2018, a las 12:10
La Junta de Personal de los distritos sanitarios Granada y Metropolitano ha denunciado la agresión física y verbal que ha sufrido este mes un médico de familia de Iznalloz (Granada) por parte de un usuario durante un turno de urgencias. En un comunicado, los responsables del distrito sanitario han lamentado una nueva agresión a personal sanitario y han convocado una concentración de repulsa contra este tipo de hechos.

El suceso tuvo lugar hace diez días cuando la víctima, un médico de familia, estaba trabajando en el servicio de urgencias del centro de salud de Iznalloz. Durante la atención sanitaria, la víctima indicó a uno de los usuarios que el motivo de su consulta no se correspondía con una emergencia, por lo que debía acudir a su médico de familia.

El usuario enfureció, según las mismas fuente, comenzó a insultar al médico y solicitó una hoja de reclamaciones, momento en el que el facultativo le indicó que la pidiera en el mostrador. El presunto agresor siguió en la sala de espera gritando e insultando y cuando el médico volvió a salir de la consulta, el paciente le propinó un empujón que lo tiró al suelo.

Se avisó a los cuerpos de seguridad y se ha formalizado una denuncia ante la Guardia Civil, tras lo que se ha activado el protocolo de actuaciones en caso de agresión a profesionales de los centros sanitarios que incluye tanto asistencia jurídica como medidas de apoyo a los profesionales.

El distrito ha vuelto a reivindicar tolerancia cero con las agresiones a personal sanitarios, ha reprochado cualquier conducta intimidatoria y ha recalcado que la consideración como delito de atentado contra la autoridad pública al personal sanitario ha sido un logro fundamental, aunque hay que continuar trabajando para reducir los insultos o agresiones.