Además, el número total de incidentes sube a 530, lo que se traduce en un aumento de un 32,2 por ciento

Las agresiones a sanitarios se dispararon un 30% durante el 2021
Reunión de la sección de agresiones al personal de centros sanitarios del Observatorio de Castilla y León.


15 jun 2022. 15.00H
SE LEE EN 7 minutos
Casi 600 trabajadores (599) de la Gerencia Regional de Salud han sufrido algún tipo de agresión, verbal o física, en el desempeño de su labor profesional durante el pasado año 2021, lo que supone casi un 30 por ciento más (concretamente un 29,4 por ciento tras aumentar desde los 401 de 2020) con un número total de incidentes de 530, lo que se traduce en un aumento de un 32,2 por ciento (desde los 401 anteriores).

Estos datos se han puesto de manifiesto en la reunión de la sección de agresiones al personal de centros sanitarios del Observatorio de Castilla y León, que se ha reunido este miércoles presidida por el viceconsejero de Asistencia Sanitaria, Planificación y Resultados en Salud, Jesús García-Cruces Méndez, para conocer la evolución de este problema durante el pasado ejercicio de 2021.

García-Cruces ha expresado la "preocupación" de la Consejería ante el "notable" incremento de incidentes y agresiones en los últimos años, algo que considera que puede explicarse por la situación del coronavirus, la gestión de la enfermedad y las alteraciones que ha producido en el servicios sanitario, con cambios de actuación e instrucciones en la atención sanitaria.

Esto puede ser, ha señalado, un factor "explicativo, no quiere decir justificativo" porque ha asegurado que la violencia contra el personal sanitario es "injustificable y es condenable, repudiable" que tiene que ser perseguido como una conducta delictiva. El viceconsejero cree que es un problema "grave", que la situación es "mala" y que hay que abordarla entre todos dadas las consecuencias que tiene en los sanitarios, tanto en el ámbito personal como en el profesional, y espera que sea algo "estacional" y "pasajero" por la situación vivida.

Para ello ha señalado que se llevan a cabo acciones de concienciación a la población, transmitir que no se puede tener una conducta así; iniciativas formativas para evitar las agresiones y mantener el buen ambiente en los centros sanitarios, pero además se continúa trabajando en el botón de llamada directa a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad a través de la aplicación de la historia clínica electrónica, un acceso "muy directo" e "inmediato". "Es una ligera novedad que estamos introduciendo y hay que queremos que este año esté consolidado porque yo creo que todavía son pocas las situaciones en las que se llama inmediatamente a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado", ha apuntado.


Aumento generalizado de las agresiones a sanitarios


Por demarcaciones asistenciales, sube en todas el número de trabajadores agredidos salvo en Valladolid Este, donde baja un 1 por ciento, al registrar 99 afectados frente a los 100 del año 2020. Por su parte, el mayor incremento porcentual el pasado año se ha producido en Palencia, donde aumenta un 163,6 por ciento el número de trabajadores agredidos, al pasar de once en 2020 a 29 el pasado año; seguida del Área de Salud de Ávila, donde las víctimas suben un 76 por ciento (pasan de 24 a 44 los trabajadores agredidos); y Zamora, donde el incremento es del 57,1 por ciento, con 55 sanitarios afectados frente a los 35 del año anterior.

Por detrás se sitúan Burgos, con un aumento del 48,6 por ciento y 107 sanitarios agredidos en 2021 frente a los 72 del año anterior; León, con un incremento del 38,9 por ciento (de 36 afectados se pasa a 50); Valladolid Oeste, que sube un 28,6 por ciento (81 agredidos frente a 63); Soria, con un 27,3 por ciento de aumento (registra 14 víctimas, tres más que en 2020); Salamanca, donde se incrementa un 13,3 por ciento (51 agredidos frente a 45 del año anterior); El Bierzo, que sube un 13 por ciento (26 víctimas, tres más); y Segovia, que aumenta un 7,5 (pasa de 40 a 43).

En total, 290 trabajadores han sido agredidos en 260 incidentes en el ámbito de la Atención Primaria, 308 en 269 incidentes en hospitales y una persona violentada en un incidente ocurrido en el ámbito de gerencia correspondiente/otros lugares. Como consecuencia de estas situaciones, un total de 47 trabajadores de Sacyl ha presentado denuncias por vía penal (14 más que en 2020), 27 corresponden a Primaria y 20 a hospitales, y desde 2005 se han dictado judicialmente 243 sentencias condenatorias por agresiones en el ámbito asistencial sanitario. También se han realizado 48 peticiones de incoación de expedientes que se han traducido, hasta el momento, en seis resoluciones sancionadoras.


Más agresiones entre enfermeras


Por categorías profesionales, en 2021 fueron víctimas de agresiones 222 médicos, 218 enfermeras, 69 técnicos en cuidados auxiliares de enfermería (TCAE), 40 celadores y 43 administrativos y auxiliares administrativos. Por sexo, las profesionales sanitarias agredidas representan el 82,6 por ciento de las víctimas (495 mujeres frente a 104 hombres), condición que el caso de los agresores cambia al ser mayoritarios los varones, con el 57,4 por ciento de los violentos.

Precisamente el perfil de los agresores se completa con que es una única persona en el 89,5 por ciento de las ocasiones, usuario del sistema en el 64,9 por ciento y reincidentes uno de cada ocho (12,5 por ciento). Cuantitativamente el número de violentos en 2021 ha sido de 643 (373 hombres y 270 mujeres) En 87 de los 530 incidentes recogidos por el Observatorio correspondiente al ejercicio anterior hubo aviso a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

En cuanto a las causas, ésta se estructuran en disconformidad con la atención (35,7 por ciento); trastorno y conductas problemáticas del usuario (18,5); demandas del usuario (18,3 por ciento); disconformidad con el trato (7,9); tiempos de espera (7,1); y adicciones (4,2), principalmente.

Los criterios seguidos a la hora de la actualización, cada dos años, del mapa de riesgos en centros sanitarios de Atención Primaria se basan, principalmente, en ámbitos en los que durante el año anterior se haya registrado uno o más incidentes; en donde haya ha habido una agresión física; y/o que en los dos últimos ejercicios, 2020 y 2021, el número de incidentes sea de tres o más. En el ámbito de la atención hospitalaria se mantiene su consideración a los servicios de Urgencias, psiquiatría, módulos penitenciarios y en Emergencias Sanitarias, todas las unidades médicas de emergencias.


Mapa de riesgos


El mapa 2022 de centros de salud en seguimiento en el ámbito de la Atención Primaria recoge 78 para el conjunto de la Comunidad, con un incremento de 17 respecto a la relación de 2020. En concreto, en Ávila hay diez; en Burgos doce; en León cinco; en El Bierzo dos; en Palencia cuatro; Salamanca ocho; Segovia nueve; Soria dos; en Valladolid Este doce; Valladolid Oeste nueve; Zamora cinco.

El Observatorio también ha sido informado de otros aspectos relacionados con el Plan Integral frente a las Agresiones de Sacyl y, así, en 2021, en una anualidad influida claramente por la pandemia, se han conseguido llevar a cabo 36 ediciones de cursos formativos, con la participación de 730 profesionales de la Gerencia Regional de Salud.

En cuanto al llamado 'botón de alarma' existente en equipos de profesionales sanitarios de Atención Primaria, éste ha sido usado en 2021 en sendas ocasiones, una de Burgos y otra en León y, desde 2012, en 50 ocasiones.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.