17 de agosto de 2017 | Actualizado: Miércoles a las 20:10
Espacio Sociosanitario > Dependencia

Garcés se compromete a que la Atención a la Dependencia sea más eficaz

Pretende crear una comisión específica para analizar la sostenibilidad futura de los mecanismos de financiación

Mario Garcés, secretario de Estado de Servicios Sociales.
Garcés se compromete a que la Atención a la Dependencia sea más eficaz
Redacción
Lunes, 23 de enero de 2017, a las 18:50
Sustituir dependencia por autonomía y que el Sistema de Atención a la Dependencia sea cada vez más justo, más eficaz y llegue a más personas. Ese es el objetivo que se ha marcado el Gobierno para esta legislatura, según ha explicado el secretario de Estado de Servicios Sociales, Mario Garcés, en su intervención en la Fundación Pere Tarrés de Barcelona. 

Bajo el título de "Los retos de nuestro Estado del Bienestar", Garcés ha asegurado que el informe de 2014 del Tribunal de Cuentas reconoce que el Estado cumple con su obligación de equiparar sus aportaciones a las de las Comunidades Autónomas, aunque insiste en que "hay que mejorar". 

Además, recuerda que tras los acuerdos de la Conferencia de Presidentes se creará una comisión específica para analizar la situación actual y sostenibilidad futura de los actuales mecanismos de financiación del Sistema de Dependencia por parte del Estado, además de la tarjeta social para conocer en tiempo real las prestaciones sociales y socio-sanitarias que percibe cualquier ciudadanos español independientemente de dónde resida. 

Reto futuro

También en Dependencia el secretario de Estado ha trasladado la mayor y más incuestionable voluntad por parte del Gobierno de continuar dando pasos adelante hasta lograr una solución definitiva, abordando problemas estratégicos como la mejora de la prevención o de la calidad de los servicios. 

La atención a la Dependencia se encuadra dentro del reto demográfico al que hay que hacer frente, puesto que hoy hay casi 9 millones de personas que tienen más de 65 años. El envejecimiento de la población supondrá por ejemplo que la tasa de dependencia pase del 53 por ciento actual al 62,2 por ciento en 2031 y el 87,7 por ciento en 2066.