17 de diciembre de 2017 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Especialidades > Cardiología

La depresión en enfermos coronarios duplica las posibilidades de muerte

Los pacientes cardiacos con trastorno depresivo suelen ser mujeres, de edad menos avanzada y diabéticos

La relación entre las dos patologías es bidireccional.
La depresión en enfermos coronarios duplica las posibilidades de muerte
Redacción
Lunes, 31 de julio de 2017, a las 13:10
Las personas que son diagnosticadas con enfermedad coronaria y, posteriormente, desarrollan depresión tienen el doble de riesgo de muerte que los pacientes cardíacos sin depresión, según un estudio de Intermountain Healthcare en Salt Lake City (Estados Unidos) publicado en el European Heart Journal.

Para alcanzar esta conclusión, los científicos estudiaron durante 10 años a 24.138 pacientes con enfermedad coronaria, a los que dividieron entre los que no padecían depresión y los que sí. Además, los que sufrían cuadros depresivos, fueron también subclasificados en relación al tiempo que habían pasado desde que fueron diagnosticados con enfermedad coronaria hasta que se les detectó depresión.

De toda la muestra, el 15 por ciento fue diagnosticado con depresión y, de ellos, el 27 por ciento al año de padecer el evento cardiaco, el 24 por ciento al mes o tres meses de diagnóstico, el 15 por ciento entre los tres y cinco años siguientes y alrededor del 37 por ciento pasados, al menos, cinco años de primer episodio coronario.

Los científicos aseguran que "hemos hecho varios estudios relacionados con la depresión y la enfermedad coronaria durante muchos años, y los datos siguen demostrando que si se tiene ambas patologías y no se tratan de forma apropiada se aumenta el riesgo de mortalidad a largo plazo".

Asimismo, han demostrado que la relación entre estas dos patologías es bidireccional. De esta forma, la depresión puede empeorar la enfermedad coronaria y, a su vez, la patología cardiovascular aumenta la probabilidad de padecer depresión.

Más común en mujeres

En este sentido, el análisis ha puesto de manifiesto que los pacientes cardiacos con depresión suelen ser mujeres, de edad menos avanzada, diabéticos y que ya habían padecido un cuadro depresivo.

No obstante, los investigadores no han logrado explicar el motivo por el que la depresión aumenta el riesgo de muerte, si bien se cree que es porque afecta al cumplimiento terapéutico: "Sabemos que las personas con depresión tienden a ser menos cumplidoras con la medicación y probablemente no suelen seguir las dietas más saludables o hacer ejercicio". A falta de realizar más estudios, han destacado la importancia de detectar precozmente la depresión en pacientes coronarios.