Hipertensión y obesidad, factores más influyentes para reducir la vida útil

Investigadores utilizan información genética y clínica para ver qué es lo que más disminuye la esperanza de vida

Hipertensión y obesidad, factores más influyentes para reducir la vida útil
lun 23 marzo 2020. 18.50H
Investigadores de la Universidad de Osaka, en Japón, ha utilizado información genética y clínica de 700.000 personas de todo el mundo para demostrar que la presión arterial alta y la obesidad son los factores de riesgo más fuertes para reducir la esperanza de vida en nuestra generación.

Se ha pensado durante mucho tiempo que el código genético dentro del ADN determina si uno se enferma o resiste enfermedades, ya que contiene la información que produce todas las células que componen nuestros cuerpos y les permite funcionar. Parte del ADN está compuesto por genes, de los cuales se producen proteínas que participan en prácticamente todos los procesos dentro de nuestras células y órganos.

Si bien las variaciones en el código genético determinan rasgos biológicos, como el color de los ojos, el tipo de sangre y el riesgo de enfermedades, a menudo es un grupo de numerosas variaciones con pequeños efectos que influyen en un rasgo fenotípico.


Es posible identificar a las personas con más riesgo de enfermedades


Aprovechando una gran cantidad de datos genéticos y clínicos en todo el mundo y un avance metodológico, ahora es posible identificar a las personas con un riesgo varias veces mayor de enfermedades utilizando información genética.


"El objetivo era cómo podemos utilizar la información genética para descubrir factores de riesgo"


Si bien una estratificación de riesgo basada en información genética podría ser una estrategia potencial para mejorar la salud de la población, un desafío importante radica en que el código genético en sí no puede modificarse incluso si existe un mayor riesgo conocido de una enfermedad en particular.

En este nuevo estudio, los investigadores de la Universidad de Osaka descubrieron que las personas que tienen una susceptibilidad genética a ciertos rasgos, como la presión arterial alta u obesidad, tienen una vida útil más corta.

"El código genético contiene mucha información, la mayor parte de significado desconocido para nosotros -explica el autor correspondiente del estudio Yukinori Okada-. El objetivo de nuestro estudio era comprender cómo podemos utilizar la información genética para descubrir factores de riesgo para resultados de salud importantes en los que podemos influir directamente como profesionales de la salud".

Los investigadores analizaron información de 700.000 individuos


Para lograr su objetivo, los investigadores analizaron información genética y clínica de 700.000 individuos de biobancos en el Reino Unido, Finlandia y Japón. A partir de estos datos, los investigadores calcularon las puntuaciones de riesgo poligénico, que son una estimación de la susceptibilidad genética a un rasgo biológico, como el riesgo de enfermedad, para averiguar qué factor de riesgo influye causalmente en la esperanza de vida.


"Se espera que estos enfoques mejoren la salud de la población en general"


"Los biobancos son un recurso increíble -reconoce el autor principal del estudio Saori Sakaue-. Al colaborar con grandes biobancos en el Reino Unido, Finlandia y Japón, no solo tuvimos acceso a grandes cantidades de datos, sino también a poblaciones genéticamente diversas, las cuales son necesarias para llegar a conclusiones clínicamente significativas". Los investigadores encontraron que la presión arterial alta y la obesidad fueron los dos factores de riesgo más fuertes que redujeron la vida útil de la generación actual.

Si bien la presión arterial alta disminuyó la esperanza de vida en todas las poblaciones que investigaron los investigadores, la obesidad redujo significativamente la esperanza de vida en personas con ascendencia europea, lo que sugiere que la población japonesa estaba de alguna manera protegida de los efectos perjudiciales que la obesidad tiene sobre la vida útil.

"Estos son resultados sorprendentes que muestran cómo se puede utilizar la genética para predecir los riesgos para la salud -explica Okada-. Nuestros hallazgos podrían ofrecer un enfoque para utilizar la información genética para buscar factores de riesgo para la salud con el objetivo de proporcionar cambios de estilo de vida y tratamiento médico. En última instancia, se espera que estos enfoques mejoren la salud de la población en general".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.