Los nuevos retos terapéuticos del Ministerio para el colesterol LDL, entre otros, han alertado a los cardiólogos

Cardiología duda de la prevención cardiovascular en 2 etapas de Sanidad
Raquel Campuzano, presidenta de la Asociación de Riesgo Vascular y Rehabilitación Cardiaca de la Sociedad Española de Cardiología (SEC).


10 mar 2022. 13.10H
SE LEE EN 6 minutos
El Ministerio de Sanidad ha publicado un comentario sobre las nuevas guías europeas de prevención cardiovascular, en el que se recoge una serie de recomendaciones y objetivos terapéuticos para el colesterol LDL, la presión arterial y la glucemia. A pesar de que estos cambios que el organismo ha propuesto no difieren mucho de los anteriores, entre los especialistas cardiólogos ha llamado la atención "la proposición de conseguir dichos objetivos en dos etapas", según ha explicado Raquel Campuzano, presidenta de la Asociación de Riesgo Vascular y Rehabilitación Cardiaca de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), en declaraciones a Redacción Médica. Además, Campuzano asegura que para prevenir el riesgo de enfermedad cardiovascular y lograr estos objetivos, es imprescindible que Sanidad "generalice el acceso a los programas de rehabilitación cardiaca".

La intención de Sanidad de "conseguir los objetivos terapéuticos en cada paciente en dos etapas tiene una finalidad: considerar comorbilidades, fragilidad y preferencias del paciente, incluso en aquellos de alto o muy alto riesgo cardiovascular", según Campuzano. Sin embargo, la experta alerta del hecho de que hacerlo en dos etapas "probablemente haga que los especialistas nos quedemos en la primera etapa de menor intensificación en muchos pacientes y empeorar aún más la prevención secundaria".

Un riesgo del que advierte Campuzano y asegura que "la prevención cardiovascular debe promoverse desde la infancia, en equidad y en todas las etapas de la vida, y si finalmente ocurre un evento cardiovascular, es indispensable generalizar los programas de rehabilitación" en el SNS. Para ello, Campuzano anima al Ministerio a que "los recursos económicos, humanos y técnicos estén enfocados en la prevención cardiovascular y no solo en el tratamiento de la enfermedad". Una iniciativa que Campuzano considera "necesaria" y para la que se debe priorizar el "restablecimiento de la atención sanitaria óptima".

Para que el SNS pueda lograr los objetivos terapéuticos de la enfermedad cardiovascular, Campuzano resalta que "la Atención Primaria es imprescindible y debe dotarse, reevaluarse y recomponense completamente con todos los recursos que sean necesarios". Asimismo, la experta asegura que "por primera vez en años hay plazas de MIR de Atención Primaria que no se han cubierto por la situación de pandemia Covid-19, justo cuando más lo necesitamos y, como consecuencia, la continuidad asistencial se ha deteriorado".

Primaria, esencial para la prevenir la enfermedad cardiovascular


Campuzano recalca que "en la Atención Primaria radica la prevención y el control de la mayoría de los factores de riesgo cardiovascular de la población y desde la atención especializada hemos podido supervisar menos las patologías crónicas", como consecuencia de la situación complicada que se vive por la pandemia. Por todo ello, "sería imprescindible llevar a cabo planes de choque con refuerzo y más recursos humanos", según Campuzano.

Mientras tanto, Campuzano asegura que "cada acto sanitario de cada uno de nosotros, debe convertirse en una oportunidad de conseguir los objetivos de prevención sin esperar a que otros especialistas o los profesionales de Atención Primaria se encarguen".

España no financia el ácido bempedoico para el colesterol


Actualmente, los tratamientos para el abordaje del colesterol LDL en España son "escasos" y todavía "hay muchos pacientes que no alcanzan sus objetivos terapéuticos" por esta razón, según señala el cardiólogo del Hospital Clínico Universitario de Valencia, Enrique Santas, en su cuenta oficial de Twitter. A día de hoy, estos tratamientos se reducen, principalmente, a los fármacos iPCSK9 y estatinas.

La dificultad de lograr los objetivos terapéuticos del colesterol marcados por Sanidad se incrementa por dos razones: por un lado, porque el iPCSK9 no está financiado por el SNS si el colesterol LDL es menor a 100 y, por otro lado, porque hay pacientes que son intolerantes a estatinas. A este respecto, Campuzano aclara que "solo el 30 por ciento de los pacientes consiguen tener el LDL en objetivos de control". Por tanto, "la mayoría de pacientes precisan como mínimo de una terapia hipolipemiante combinada para mejorar esas cifras".


"El control lípidico es fundamental pero debe hacerse en el marco de un enfoque preventivo global"



Tratamientos potentes como "los iPCSK9 no siempre se pueden prescribir por las condiciones de los Informes de Posicionamiento Terapéutico (IPT) y hay un 9 por ciento de pacientes que son intolerantes a estatinas". Es por ello que terapias añadidas a las actuales como el iPCSK9 o "el ácido bempedoico podrían beneficiar a muchos pacientes en esta zona gris", aclara Campuzano.

"Sabemos que reducir intensa y precozmente el LDL conlleva reducción de morbimortalidad cardiovascular por lo que esperamos tener en breve el máximo número de terapias disponibles y financiadas para mejorar el control lipídico en muchos más pacientes según la necesidad de cada uno", detalla Campuzano. A pesar de que España "ha mejorado mucho en el control lípidico, todavía queda que todos los profesionales estemos formados en los mismos criterios, se estructuren planes de prevención y control de los factores de riesgo y tras un evento cardiovascular todos los pacientes hagan programas de prevención secundaria y rehabilitación cardiaca. Por eso es fundamental reconstruir la continuidad asistencial".

Asimismo, Campuzano aclara que "es necesario que la población conozca y se implique la prevención desde la infancia, promover políticas poblacionales de ejercicio físico, antitabaco, de control de la obesidad, de reducción de grasas en la alimentación, etc. El control lipídico es fundamental pero debe hacerse en el marco de un enfoque preventivo global", concluye. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.