Según los médicos internistas que han acudido a la XVII Reunión del Grupo de Trabajo de la SEMI el 11 y 12 de noviembre

La mortalidad por cardiopatía isquémica sube un 59% en artritis reumatoide
XVII Reunión del Grupo de Trabajo de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI).


17 nov 2021. 17.20H
SE LEE EN 3 minutos
La semana pasada se reunieron más de 120 médicos internistas para tratar las principales novedades y nuevas dianas diagnósticas y terapéuticas en el control del riesgo vascular. Uno de los puntuales del encuentro ha sido la relación entre el riesgo vascular y la inflamación (función inmunomoduladora de las HDL), colchicina en la enfermedad cardiovascular y manejo del riesgo vascular en las enfermedades reumatológicas. 

Ángel Ceballos Torres, de la Unidad de Riesgo Vascular del Hospital Clínico San Cecilio de Granada, ha resaltado en las conclusiones de su ponencia que “la inflamación sistémica crónica se ha relacionado con el aumento del riesgo cardiovascular en los pacientes con enfermedades reumáticas inmunomediadas”. En este sentido, ha puesto como ejemplo que en artritis reumatoide la mortalidad por cardiopatía isquémica es un 59 por ciento más elevada que en la población general, además de la mayor presencia que tienen estos pacientes de “placas carotídeas arterioscleróticas y mayor prevalencia de calcificación de las arterias coronarias”.

Celebrada en Madrid los días 11 y 12 de noviembre, bajo el nombre de la XVII Reunión de Riesgo Vascular de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), en esta también se ha abordado el tabaquismo, el cual supone un factor de riesgo importante que produce una morbimortalidad cardiovascular. A este respecto, se estima que hasta el 40 por ciento de la enfermedad aterosclerótica se debe altabaquismo

Otra de las principales novedades abordadas en este evento ha sido el TAC o la resonancia para la estratificación del riesgo vascular y la detección precoz de las placas de ateroma y la enfermedad cardiovascular, entre otros. Esta práctica médica es fundamental para la estratificación del riesgo vascular y para la detección precoz de las placas de ateroma y la enfermedad cardiovascular.

Solo en el 30% de los pacientes con alto riesgo vascular se logran estrictamente los objetivos


Desde la SEMI han recordado que solo en el 30 por ciento de los pacientes de alto(con diabetes o insuficiencia renal) o muy alto riesgo vascular (con antecedentes de infarto o ictus) se logran de forma estricta los objetivos de control terapéuticos óptimos de manejo de riesgo vascular.

Terapias ARN en la enfermedad cardiovascular


Entre las principales novedades abordadas en el encuentro, se encuentran: las nuevas terapias RNA (ARN por sus siglas en castellano) en la prevención cardiovascular y el manejo de dislipemias o las posibilidades terapéuticas del ácido bempedoico, un nuevo fármaco hipolipemiante.

Estas nuevas terapias ARN permiten reducir hasta en un 40 por ciento los niveles de colesterol LDL en un 80 por ciento de pacientes (como es el caso del fármaco Inclisirán), según expuso en el transcurso de la reunión José Luis Díaz Díaz, de la Unidad de Lípidos y Riesgo Cardiovascular del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña (Chuac).

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.