¿Puede volver a contagiarse de Ómicron alguien que ya ha tenido Covid?


Desde que empezó la pandemia del Covid-19, Europa ha conocido varias variantes del SARS-CoV-2 que han llegado a ser prevalentes entre la población y, por lo tanto, protagonizar el contagio de miles de ciudadanos. Todas ellas han aportado una inmunidad natural a las personas que lograban superar la enfermedad, sin embargo, la última en llegar, Ómicron, ha desarrollado la capacidad de eludir esa protección.


¿Alguna variante genera inmunidad frente a Ómicron?


La Organización Mundial de la Salud (OMS), por voz de su director, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ya ha alertado que hay “evidencia clara” de que las personas que han sido vacunadas contra el Covid-19 o aquellas que se infectaron en el pasado con otra de las mutaciones anteriores pueden contraer la variante Ómicron. “Es probable que los vacunados y los que se han curado de covid se infecten o reinfecten”, llegó a asegurar Adhanom Ghebreyesus.

Una predicción que en España se ha cumplido, ya que en apenas dos semanas Ómicron ha logrado batir récord de reinfecciones. Así lo desvela un análisis del Instituto Carlos III (ISCIII) que ha contabilizado 38.030 reinfecciones en tres semanas. Del total, el ISCIII subraya que 1.240 (3,3 por ciento) son confirmados; 24.817 (65,3 por ciento), probables; y 11.973 (31,5 por ciento), posibles. Esto es una cifra muy contundente si tenemos en cuenta que desde el comienzo de la pandemia hasta el 22 de diciembre se habían contabilizado 17.140 casos. 

Además,  según un informe del Imperial College (Londres, Reino Unido), el riesgo de reinfección con Ómicron es cinco veces superior al de Delta. De manera que haber superado la enfermedad ni mucho menos asegura quedar libre de volver a contraer el covid. Los investigadores estiman que dicha protección es del 19 por ciento frente a un nuevo contagio. 

¿Por qué Ómicron escapa a la inmunidad natural?


La principal razón por la que Ómicron tiene mayor capacidad de reinfección es las casi 50 mutaciones que acumula en la proteína Spike. Tanto es el grado de muación de esta variante que en el informe sobre la actualización de Evaluación rápida de riesgo de Ómicron, firmado por el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), se muestra que esta variante "es la más divergente genéticamente" de las que se ha detectado durante la pandemia, lo que "plantea una gran preocupación de que pueda estar asociada con una reducción significativa en la efectividad de la vacuna y un mayor riesgo de reinfecciones".

Al respecto, los expertos del CCAES detallan que "varios" de los cambios en la secuencia que codifica la proteína de la espícula (puerta de entrada del virus) de la variante Ómicron se han descrito anteriormente y "están asociados con el escape inmunológico de los anticuerpos neutralizantes u otras propiedades". En este punto, citan el ejemplo de una variante sintética descrita previamente con 20 mutaciones en la proteína de la espícula que "se asoció con un escape casi completo de la neutralización por sueros convalecientes y vacunados". 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.