Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00
Opinión > Educación para la salud

Un salto cualitativo en la comunicación eficaz

Por Jesús Sánchez Martos, catedrático de Educación para la Salud de la Universidad Complutense de Madrid
Jueves, 10 de octubre de 2013, a las 19:00

Se acaba de celebrar el 13º Encuentro Global de Neumología en Córdoba, organizado como siempre por Sanitaria 2000, donde como cada año hemos podido debatir sobre temas académicos y universitarios, sociales, profesionales, de gestión y de economía de la salud, que nos interesan a todos, incluso a los que como yo, no practicamos la neumología clínica.

Cada año los organizadores nos sorprenden con su gran capacidad de creatividad en la organización de este tipo de eventos, pero en esta ocasión han dado un salto cualitativo en la comunicación eficaz. A todos los participantes en el Encuentro nos solicitaron que intentáramos evitar las tan manidas presentaciones con power point que, siendo interesantes en contadas ocasiones, hacen que los comunicadores nos dejemos llevar por el moderno desarrollo de la tecnología, olvidando con frecuencia la importancia que cobra el feedback a la hora de tratar de conseguir una comunicación eficaz.

La participación de los asistentes en el debate siempre ha sido uno de los principales objetivos de los organizadores, y en esta ocasión se ha potenciado gracias a los cambios que se han hecho evidentes en todas las sesiones. Se organizaron como siempre diversas mesas de encuentro en las que se debatieron importantes temas de actualidad dentro de la profesión médica y especialmente de la neumología, así como de la vida académica y universitaria, pero no existía ninguna mesa delante de los ponentes, algo que en comunicación sabemos que con frecuencia puede constituir una importante barrera comunicativa entre los ponentes y los asistentes al acto.

Dispusieron el escenario con sillones para los ponentes y mesas bajas para colocar los apuntes y los vasos de agua, como si de una verdadera tertulia se tratara. Y es que precisamente ese era el objetivo: conseguir que en lugar de una mesa redonda al uso, el debate se constituyera en una verdadera tertulia, donde cada uno de los ponentes hacía una breve introducción y luego tomaban la palabra de acuerdo a las intervenciones del resto de tertulianos y siempre bajo la eficaz dirección y conducción del moderador. Como digo, sin diapositivas que nos encorseten, hablando y contando cada uno sus experiencias y conocimientos, y mucho más cerca de los asistentes, porque no existía ninguna mesa entre ellos.

Cualquier persona que entrara en la sala una vez comenzada la sesión, hubiera pensado que no estaba ante una mesa redonda, sino ante una tertulia profesional, algo que ha demostrado sobradamente su eficacia en los medios de comunicación y que por supuesto puede constituir un antes y un después en la evolución de estos magníficos Encuentros de Neumología. Desde luego yo, desde mi modesta experiencia como comunicador, felicito a sus organizadores y les animo a que continúen en esta línea que sin duda constituye un claro avance en la comunicación eficaz.

Y si ahora nos entrenamos todos para conseguir nuestros objetivos como moderadores y como tertulianos, estoy seguro de que lograrán este objetivo y potenciarán aún más el debate entre los asistentes y los tertulianos, que al fin y al cabo es lo que realmente enriquece este tipo de Encuentros. ¡Enhorabuena a Sanitaria 2000 y muchas gracias por creer en el cambio!