Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15
Viernes, 21 de noviembre de 2014, a las 10:54
Tras superar el primer contagio por ébola en España, el de la auxiliar de Enfermería Teresa Romero, la alerta sanitaria en el país se había acabado en lo relativo a esta enfermedad. Hasta este jueves, cuando Pedro Simón, miembro del comité de expertos creado por el Gobierno para estos casos, anunció, en una rueda de prensa de urgencia, la repatriación de una médico navarra por su posible contagio del virus al pincharse con una aguja mientras trataba a un paciente en Mali.

Una información de la que se han hecho eco todos los diarios nacionales, llevando a sus cabeceras los últimos datos sobre el traslado de la cooperante española. “Fuentes de la organización y del Gobierno señalaron que no se trata de un contagio confirmado (tal y como sucedió con los misioneros), sino de una repatriación preventiva ante la posible transmisión del virus, pues ha sido un contacto de alto riesgo”, cuentan en El Mundo, Rafael J. Álvarez, Pedro Simón y Clara Marín.

“La vuelta del virus”, escribe en El País, Emilio Benito, una enfermedad que vuelve a España 15 días después de que Romero recibiera el alta hospitalaria tras superar el contagio. “La diferencia esta vez es que la cooperante que llega no tiene síntomas de ébola, aunque ha estado en una situación de riesgo”.

Una idea que comparten en ABC, donde expertos relatan que “la paciente cuenta con muchas más opciones en caso de haberse contagiado”, al coger a tiempo al posible positivo por ébola. “El virus no se detecta en las pruebas hasta pasados cinco días de la infección”.